4 Min de lectura | Las infecciones del tracto respiratorio son muy frecuentes en la infancia y son la causa principal de inflamación de la vía aérea, siendo especialmente frecuentes las de origen vírico. Las traqueítis, una inflamación de la tráquea, es una patología más frecuente en niños que en adultos.

Cuando hablamos de traqueítis nos referimos a la infección aguda de la tráquea, mientras que el término crup se refiere a la clínica originada de la inflamación en la laringe y la vía aérea subglótica. Sin embargo, este término se ha utilizado para describir una variedad de afecciones respiratorias en niños como laringitis, laringotraqueítis, laringotraqueo, bronquitis, traqueítis bacteriana o crup espasmódico.

¿Cuáles son las causas de traqueítis?

La causa más frecuente es la inflamación de tráquea es por causa infecciosa. El origen de la traqueítis infecciosa puede ser vírica o bacteriana.

Infección por virus

  • Parainfluenza
  • Influenza
  • Virus respiratorio sincitial
  • Adenovirus
  • Coronavirus o virus herpes

Excepto los virus herpes, las laringotraqueítis víricas son comunes durante las epidemias de otoño e invierno.

Infección bacteriana

  • Micoplasma pneumoniae
  • Staphylococcus aureus
  • Stretococcus pneumoniae o pyogenes
  • Haemophilus influenzae

Las traqueítis de origen bacteriano, por lo tanto, que deberán ser tratadas con antibióticos. Estas son infecciones secundarias, es decir, aparecen en el transcurso de una traqueítis vírica que se complica con esta sobreinfección.

¿Cuáles son los síntomas según el tipo de infección?

La presentación clínica de la traqueítis, traqueobronquitis y traqueítis bacteriana depende del tipo de infección y del grado de obstrucción de la vía aérea superior. El estridor es el signo más característico de la obstrucción traqueal.

Si hay sobreinfección bacteriana, entonces puede evolucionar a una laringotraqueítis bacteriana que es más grave y puede tener complicaciones, como la formación de pseudomembranas que pueden cubrir parte de la vía aérea superior, la tráquea e incluso afectar a los bronquios. El estridor es el signo más característico de la obstrucción traqueal.

Laringotraqueítis

Es la más frecuente en niños entre 3 meses y 3 años. Se caracteriza por una clínica de inicio gradual:

  • Inicia con síntomas de un catarro banal (rinorrea, congestión nasal)
  • Progresa en las siguientes 12 a 48 horas a tos seca, afonía, fiebre y estridor.
  • La dificultad respiratoria irá aumentando en función a medida que vaya aumentando la obstrucción de la vía aérea superior.

El cuadro se resuelve entre los tres a siete días. La presencia de dificultad respiratoria es un indicador de gravedad y de progresión de la obstrucción y debe ser siempre valorado en urgencias.

Laringotraqueobronquitis

La inflamación afecta a la tráquea y se extiende a los bronquios, siendo un estado más grave que la laringotraqueítis sola. Si se complica puede derivar en una neumonía. Los síntomas habituales son:

  • Síntomas de la laringotraqueítis
  • Síntomas y signos de afectación bronquial como sibilancias con mayor dificultad respiratoria.

Traqueítis bacteriana o crup bacteriano

Aunque el origen más frecuente suele ser la sobreinfección bacteriana tras una infección vírica, no es infrecuente que se presente como una infección bacteriana primaria, sobre todo en pacientes que han requerido intubación endotraqueal o traqueostomías.

  • Inicia con los mismos síntomas de afectación de la vía aérea superior durante unos 3 días.
  • Posteriormente aparecen síntomas más graves como estridor, tos, dificultad respiratoria y fiebre.

Traqueítis pseudomembranosa

Se caracteriza por una pseudomembrana que cubre parcial o completamente el árbol traqueobronquial y que produce una mayor obstrucción de la vía aérea. Puede ser una complicación grave de la traqueítis bacteriana o bien presentarse en pacientes inmunodeprimidos. Puede ser causada por bacterias u hongos, como Aspergillus o La clínica es similar a la de la traqueítis bacteriana, pero más grave, con mayor dificultad respiratoria, fiebre muy alta y muy mal estado general.

Traqueítis: doctor observando el cuello de un niño

¿Cuál es el tratamiento?

La mayoría de los casos son leves y autolimitados, por lo que pueden tratarse con éxito de forma ambulatoria y seguidos por el pediatra en el centro de salud. Sin embargo, si el pediatra detecta signos de alarma o gravedad el niño debe ser trasladado a un centro hospitalario.

CALCULA TU PRECIO

No hay un tratamiento específico para las de etiología vírica. La terapia está enfocada a disminuir la inflamación en las vías respiratorias, dar soporte respiratorio y mantener un correcto estado de hidratación.

El tratamiento farmacológico más utilizado es antitérmicos y adrenalina o corticoides inhalados. En los casos más graves se pueden administrar corticoides vía oral o intramusculares, broncodilatadores (cuando hay afectación bronquial) y antibióticos si se sospecha causa bacteriana o sobreinfección. En los casos más graves se puede requerir ingreso hospitalario.

 

Lo que debes saber…

  • Cuando hablamos de traqueítis nos referimos a la infección aguda de la tráquea.
  • La causa más frecuente es la inflamación de tráquea es por causa infecciosa. El origen de la traqueítis infecciosa puede ser vírica o bacteriana.
  • La mayoría de los casos son leves y autolimitados, por lo que pueden tratarse con éxito de forma ambulatoria y seguidos por el pediatra en el centro de salud.

 

Dra. Esther Martínez García
Especialista en pediatría de Teladoc Health