Crecimiento y necesidades energéticas (calorias)

////Crecimiento y necesidades energéticas (calorias)

Crecimiento y necesidades energéticas (calorias)

Las necesidades energéticas y nutricionales del niño están directamente relacionadas con la velocidad de crecimiento, que variará en cada etapa del desarrollo.

Para un óptimo crecimiento la energía requerida debe ser adecuada a cada etapa, siendo más elevada por ejemplo en la lactancia que en cualquier otra de las etapas de la niñez y la adolescencia. Si la ingesta energética es adecuada, la ganancia de peso será estable y progresiva.

Cantidades nutricionales orientativas

Por lo que una vez que el bebé tiene seis meses y hasta los tres años pueden ofrecerse las siguientes cantidades:

  • Frutas, verduras, hortalizas, legumbres, pasta, arroz, pan, patata, etc: una ración entre 150-250 g suele ser bien aceptada. Si nuestro bebé tiene mucha hambre, nunca debe pasar hambre, pondremos un gramaje más elevado de farináceos como patata, pasta, arroz, legumbres… y aún más elevado de verduras, por el contrario, si nuestro bebé tiene un peso bajo y poco apetito se puede poner una cantidad mayor de farináceos y algo menor de verdura para que no se sacie sin apenas calorías (esto no quiere decir eliminar las verduras, si no disminuirlas un poco).
  • Carne, pescado y huevo: así como en el resto de los alimentos a la hora de decidir las cantidades nos orienta el hambre del bebé, en este caso es importante limitar la cantidad de proteína, puesto que su consumo es excesivo en nuestro entorno y está relacionado con el sobrepeso. Se aconseja:
    • Bebé de 6 a 12 meses se aconsejan entre 20-30 g de carne al día, entre 30-40 g de pescado al día, un huevo pequeño (medida S que no supere los 53 g). Las cantidades se aumentarán progresivamente.
    • Bebé de 12 meses a tres años se aconsejan entre 40-50 g de carne al día, entre 60-70 g de pescado al día, 1 huevo mediano (medida M entre 53-63 g) o grande (medida L entre 73-73 g). Estas cantidades son para consumir a lo largo del día, por lo que deberán fraccionarse entre comida y cena o bien en una sola ofreciendo el trozo entero al mediodía y por la noche ofrecer un plato de verduras con arroz, legumbres, pasta… No se trata de pesar a diario, pero es bueno tener una referencia del tamaño que le toca e intentar no sobrepasarlo.

A partir de los tres años las raciones orientativas son:

tabla de alimentación energética a partir de los 3 años

Si el crecimiento es progresivo y adecuado, y en las sucesivas visitas con el equipo de pediatría está todo correcto, no hay que preocuparse por las cantidades. Los niños deben disfrutar de las comidas y descubrir nuevos sabores y texturas para tener una buena relación con la comida, tanto en la infancia como en la edad adulta.

No sólo importan las calorías

Años atrás, el equipo pediátrico se regía por tablas de necesidades energéticas diarias de diferentes organismos, como por ejemplo FAO/OMS (Ginebra 1985), pero en la actualidad, tal como indican las guías alimentarias de diferentes comunidades autónomas, las cantidades no importan tanto como se creía, pues los bebés y los niños, al igual que los adultos, regulan su propio apetito, por lo que si el crecimiento es adecuado y progresivo deben respetarse las cantidades de manera individual. Las calorías no son lo único que importa, pues si se consideraba que un bebé de dos años debía tomar 1200 kcal al día, no serán de la misma calidad nutricional si proceden de alimentos saludables como, por ejemplo, las legumbres, la fruta, la verdura, el huevo… que si lo hacen de zumos, galletas o embutido. Es más importante el tipo de alimento que se ofrece que la cantidad en sí. En el caso de ser un bebé prematuro o niños con necesidades nutricionales aumentadas, las recomendaciones vienen dadas siempre por parte del equipo médico que lo supervisa.
Aun así, aunque sabemos que debemos respetar la sensación de saciedad de nuestros pequeños, es tranquilizador tener una guía que nos diga las cantidades aproximadas aconsejadas, pero debe ser precisamente esto, una guía, y si no alcanzan a comer lo indicado, no se les debe obligar a hacerlo mientras crezcan sanos y se alimenten de manera adecuada.

Si hablamos de lactantes exclusivos, la leche a demanda cubre las necesidades nutricionales a la perfección, si la leche es de fórmula se aconseja ofrecer las cantidades que se indican en el envase, pero nunca obligar a acabar el biberón, pues el bebé lactante también regula su propia saciedad.

 

Lo que debes saber…

  • Las necesidades nutricionales y energéticas del niño están directamente relacionadas con la velocidad de crecimiento, que variará en cada etapa del desarrollo.
  • Para un óptimo crecimiento, la energía requerida debe ser adecuada a cada etapa, siendo más elevada, por ejemplo, en la lactancia que en cualquier otra de las etapas de la niñez y la adolescencia.
  • Las cantidades no importan tanto como se creía, pues los bebés y los niños, al igual que los adultos, regulan su propio apetito, por lo que si el crecimiento es adecuado y progresivo deben respetarse las cantidades de cada niño.

 

Mónica Carreira
Diplomada en Nutrición Humana y Dietética
Máster en Nutrición pediátrica
Nutricionista consultora de Advance Medical

 

 

2019-09-05T13:12:36+02:006 septiembre, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar