Nutrición enteral

Nutrición enteral

La nutrición enteral es la administración de preparados alimenticios especiales directamente al tubo digestivo mediante el uso de sistemas que obvian la deglución. Estos sistemas suelen ser tubos que van desde la nariz al estómago (sonda nasogástrica), de la nariz […]

La nutrición enteral es la administración de preparados alimenticios especiales directamente al tubo digestivo mediante el uso de sistemas que obvian la deglución. Estos sistemas suelen ser tubos que van desde la nariz al estómago (sonda nasogástrica), de la nariz al intestino delgado (sonda nasoyeyunal), o directamente al estómago desde el exterior (gastrostomía).

 

Salud Mayores. La alimentación de personas mayores. Otros tipos de nutrición. Nutrición enteralEstos sistemas se usan cuando la deglución se ha vuelto imposible o peligrosa, por problemas tumorales (obstrucción, fístulas, etc.), problemas neurológicos de la coordinación de la deglución, inconsciencia prolongada, grandes necesidades nutricionales (grandes quemados, por ejemplo). La nutrición enteral puede ser parcial, con administración nocturna, cuando se mantiene la alimentación oral, o completa, cuando ésta no puede realizarse.

 

La alimentación enteral es el sistema de administración de alimentos artificial que más conserva el mecanismo natural, mantiene la función digestiva y hepática, y por eso es el tipo de alimentación asistida más adecuada para los pacientes geriátricos.

 

Las sondas nasogástrica y nasoyeyunal se utilizan cuando se prevé que su uso será inferior a las 6 semanas; en recuperaciones de cirugía, quemados, accidentes vasculocerebrales o desnutriciones severas. Cuando se pronostica que el problema de deglución o la necesidad que ha llevado a la colocación de la sonda se alargará más allá de las 6 semanas, es conveniente la colocación de una sonda de gastrostomía, ya que es menos molesta para el paciente (evita la sensación de cuerpo extraño en faringe y disminuye el riesgo de aspiraciones de las secreciones orofaríngeas).

 

En ambos casos los alimentos que se administran por el tubo son preparaciones especiales, de una textura liquida para que no se obture la sonda. Pueden ser completas, listas para que el aparato digestivo las digiera (como si fuera un triturado habitual, sólo que mucho más fino y homogéneo); elementales, que ya están predigeridas; modulares, que sólo tienen un tipo de nutriente (glúcidos, proteínas). También existen dietas diseñadas para necesidades específicas: diabéticos, insuficiencia renal, rica en fibra, insuficiencia hepática, hipercalórica, etc. El alimento se puede dar de varias maneras: intermitente por jeringa o por gravedad (como los sueros), en el caso de sondas que van a estómago, o por paso continuo regulado por una bomba de administración, si es que la sonda va a parar a yeyuno.

 

Boletín de noticias Canal Salud

Las complicaciones que se pueden dar en la alimentación enteral, suelen ser:

 

  •  Vómitos y diarreas en el caso de ritmo y cantidad de administración inadecuada.
  •  Aspiración de secreciones de la boca y faringe a los bronquios, en el caso de las sondas nasales.
  •  Irritación de la piel en la zona de introducción de la sonda (estoma abdominal en las gastrostomías, o alas de la nariz o paladar en las de paso nasal).

Para evitarlas es importante seguir unos consejos y normas de uso: 

 

  •  Para las sondas nasogástricas o nasoyeyunales:
    • Limpiar la nariz y la sonda con agua y jabón, secar bien, hidratar con cremas para evitar lesiones por presión (decúbitos).
    • Cambio diario del esparadrapo de fijación.
  •  Para gastrostomías:
    • Limpiar con agua y jabón y aplicar povidona yodada alrededor de la sonda, secando bien.
    • Girar suavemente la sonda para evitar decúbitos en estómago.
    • Cambiar diariamente los apósitos.
  •  Normas generales:
    • Mantener higiene de boca y dientes (cepillado, enjuagues, retirada de secreciones). Hidratar los labios con vaselina o manteca de cacao.
    • Pasar 50cc de agua antes y después de cada administración de alimento.
    • Comprobar que la velocidad de paso del alimento sea lenta, aproximadamente 30cc por minuto, o la que haya recomendado el equipo médico en el caso de alimentación por gravedad o bomba de infusión.
    • Incorporar al paciente unos 45º o sentarlo, mantenerlo en esta posición al menos una hora (evitar los reflujos de alimento).
    • Dar la medicación separada de los alimentos. Usar sólo presentaciones líquidas (no efervescentes).

 

Importante

 

Es importante en todos los casos respetar las pautas de administración de la alimentación, individualizadas en cada caso, y administrar la cantidad recomendada de agua e incrementarla en situaciones de mucho calor o procesos febriles. Y ante cualquier duda, preguntar al equipo médico que controle al paciente.

 

 

 

Dra. Montse Queralt

Especialista en Medicina de Familia y Geriatría

Médico Consultor de Advance Medical

 

2018-06-10T18:29:11+02:003 noviembre, 2016|

Comentarios (6)

  1. Maria Consuelo mayo 6, 2019 en 7:10 am - Responder

    en caso de que se le salga la sonda siempre hay que llamar al médico

    • canalSalud mayo 7, 2019 en 1:30 pm - Responder

      Hola María,
      Efectivamente tendría que llamar a su médico. Un saludo

  2. Maria Jose O. C. marzo 5, 2017 en 2:35 am - Responder

    Hola!
    Este tipo de alimentacion, se administra en hospital o puede ser administrada en el domicilio del paciente?
    Gracias.

    • Canal Salud marzo 8, 2017 en 10:57 am - Responder

      Hola María Jóse, O.C
      La nutrición enteral se puede administrar en el domicilio teniendo en cuenta que necesita unos requisitos en cuanto a manipulación y cuidado de los dispositivos. Un saludo

  3. Maybelline Jiron febrero 9, 2017 en 5:11 pm - Responder

    Me gustaría saber que tipos de alimentos son los mas adecuados para pacientes diabéticos con sonda nasogastrica, Gracias..

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.