Salud Familiar | Mujer | Reportajes |

Estrés femenino, alteraciones hormonales y del ciclo menstrual

Publicado por

Comparte el artículo:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+EmailWhatsApp
Valora este artículo

Los ciclos regulares de la mujer son de 28 días desde el inicio de la regla hasta que se vuelve a iniciar la siguiente regla. Pero en ocasiones estos ciclos no son tan regulares como deberían. Hay varias causas de alteraciones del ciclo menstrual y entre las más frecuentes se encuentran:
• Alteraciones hormonales
• Embarazo, lactancia
• Menopausia precoz
• Malformaciones de los órganos genitales internos
• Causas yatrogénicas, por tratamientos médico o quirúrgicos

El estrés también se encuentra entre ellas, ya que puede producir alteraciones en el ciclo menstrual de forma indirecta.

 

LO QUE DEBES SABER…
  • El estrés puede producir una liberación constante de una hormona que impedirá que se inicie un ciclo menstrual.
  • Una causa frecuente de aumento de la prolactina es el estrés y por tanto este es otro mecanismo por el que el estrés puede alterar el ciclo menstrual.
  • Si intentar controlar el estrés no basta para normalizar el ciclo se puede indicar tratamiento hormonal.
  • Los seguros de MAPFRE Salud disponen de un amplio cuadro médico especializado en ginecología.

La regulación del ciclo menstrual se produce desde el hipotálamo, que es una zona del cerebro que produce la hormona liberadora de gonadotropinas. Esta hormona se segrega de forma pulsátil y actúa a nivel de la hipófisis que es una glándula situada en la base del cráneo. Cuando la hipófisis recibe la hormona liberadora de gonadotropinas, libera a la FSH y la LH, que son dos hormonas que actúan directamente en el ovario. Cuando las gonadotropinas llegan al ovario provocan que se inicie el desarrollo de un folículo en el ovario para la ovulación y la producción de estrógenos y progesterona.

 

El papel del estrés

El estrés puede producir una liberación constante de hormona liberadora de gonadotrofinas que será incapaz de producir la liberación de gonadotrofinas en la hipófisis y por tanto no se iniciará un ciclo menstrual.

 

La hipófisis además de las gonadotrofinas produce otras hormonas como la hormona estimulante de la tiroides, y por tanto controla el funcionamiento de la tiroides. Cuando se produce una alteración tanto al alza como por defecto de la tiroides se pueden producir alteraciones del ciclo menstrual.

 

Otra de las hormonas producidas por la hipófisis es la prolactina, responsable de la producción de leche durante el periodo de lactancia. Un aumento por encima de lo esperado de prolactina en época en que la mujer no está lactando puede dar alteraciones del ciclo menstrual. Una causa frecuente de aumento de la prolactina es el estrés y por tanto este es otro mecanismo por el que el estrés puede alterar el ciclo menstrual.

 

El estrés es muy frecuente en la sociedad actual, y para intentar combatirlo las técnicas de relajación suelen ser efectivas además de hacer ejercicio de forma regular. Si con esto no se consiguen regular los ciclos menstruales en ocasiones se indicará un tratamiento hormonal, como puede ser la toma de anticonceptivos orales, con el objetivo de conseguir que la menstruación se produzca cada mes.

 

Dra. Inés Bombí
Especialista en Ginecología y Obstetricia
Médico colaborador de Advance Medical

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre