< 1 Min El trastorno de ansiedad generalizado provoca una preocupación o miedo crónico invalidante y exagerado que aparentemente no tienen causa justificada.

Resumen del contenido

Causa

El trastorno de ansiedad es un trastorno multifactorial donde influyen factores biológicos, familiares y ambientales. Un niño puede heredar la tendencia a ser ansioso pero también es posible que imite una conducta ansiosa de un familiar cercano. Por otro lado, una experiencia muy traumática puede desencadenar un trastorno de ansiedad.

Síntomas

Los niños o adolescentes que sufren trastorno de ansiedad no son conscientes de que su estado sobrepasa los límites de la normalidad.

Los síntomas más frecuentes son:

  • Demasiada preocupación por el futuro, por lo que ocurrirá y antes de que pasen los acontecimientos

  • Preocupación excesiva por los amigos y la escuela

  • Pensamientos y miedos constantes sobre su seguridad y la de su familia

  • Rechazo a ir a la escuela

  • Molestias físicas constantes sin enfermedades diagnosticadas: dolor de barriga, de cabeza…

  • Alteración del sueño

  • Fatiga y falta de concentración

  • Sensación de tener un «nudo en la garganta»

  • Irritabilidad

  • Imposibilidad de relajarse

Tratamiento

El tratamiento es determinado por el psiquiatra y comprende, en función de la gravedad de los síntomas y de la edad del niño, psicoterapia cognitivo-conductual (para darle herramientas para controlar su ansiedad) y, en casos graves, medicinas como antidepresivos o ansiolíticos. También se recomienda la terapia familiar.

 

Dra. Esther Martínez García
Especialista en Pediatría
Médico consultor de Advance Medical