Tratamiento y curas de quemaduras en niños

////Tratamiento y curas de quemaduras en niños

Tratamiento y curas de quemaduras en niños

Las quemaduras en niños, a pesar de las campañas preventivas, continúan siendo un accidente frecuente. Suelen ser motivo de mucha ansiedad familiar en el momento que ocurren y muchos padres no saben cómo actuar en los primeros auxilios.

Afortunadamente, la mayoría de las quemaduras en niños que se observan en los centros médicos pediátricos de nuestro país revisten poca gravedad. Son más frecuentes en los niños más pequeños (menores de tres años) y en los varones. La gran mayoría de los casos se producen en casa y, muchas veces, con los padres presentes en el momento del accidente.
En las quemaduras, el órgano directamente afectado es la piel. Con ella se provoca que la piel pierda sus funciones de barrera protectora del organismo (protege de la invasión bacteriana, previene la pérdida excesiva de calor y al control de la temperatura corporal…) y se desencadenan fenómenos inflamatorios que pueden, en aquellos casos graves, llegar a ocasionar alteraciones funcionales del resto de órganos del cuerpo, incluso llegando al shock hipovolémico (colapso por pérdida excesiva de líquidos) o cardiogénico (por fallo del corazón).

Causas y tipos de quemaduras

Cuatro tipos de quemaduras en niños

  • Quemaduras térmicas (85% de los casos): se producen por contacto directo con la llama (fuego, cerillas, encendedores…), por contacto con un sólido incandescente (provocando heridas de extensión limitada pero profunda) o un líquido a altas temperaturas (lesiones más extensas, pero también más superficiales). Pueden asociarse a lesiones pulmonares por inhalación de humo o sustancias tóxicas producidas por la combustión.
  • Quemaduras eléctricas: se producen por el paso de la corriente eléctrica a través del organismo. Son casi siempre lesiones profundas y, aunque afortunadamente son poco frecuentes, implican potencial gravedad.
  • Quemaduras químicas: pueden producirse por sustancias ácidas o básicas (álcalis) y éstas últimas son más dañinas causando quemaduras más profundas y progresivas.
  • Quemaduras por radiación: producidas fundamentalmente por los rayos ultravioletas tras la exposición al sol.

Clasificación por grado

  • Quemadura de primer grado: son las más leves. Afectan sólo a la epidermis de la piel (capa más superficial) y se manifiestan en forma de mano quemada con pomadaeritema (enrojecimiento). Son dolorosas debido a la irritación de las terminaciones nerviosas sensitivas más finas que llegan a todos los rincones de la piel.
  • Quemadura de segundo grado superficial: afectan a la dermis papilar (capa intermedia de la piel) y se caracterizan por la aparición de ampollas y suelen ser dolorosas.
  • Quemadura de segundo grado profundo: la lesión afecta a la dermis reticular (capa intermedia inmediatamente inferior a la anterior). El aspecto de la piel será de color rojo pálido y son indoloras debido a la destrucción de las terminaciones nerviosas.
  • Quemadura de tercer grado: las más graves. Se afecta todo el espesor de la piel y ésta se asemeja al cartón, es inelástica. Se puede llegar a la “carbonización” (coloración negruzca). Tampoco duelen.

Diagnóstico

A la hora de valorar la gravedad de la quemadura del niño, los médicos tendrán en cuenta los siguientes aspectos:

  • Extensión
    Es importante realizar una estimación cuidadosa del porcentaje de superficie corporal quemada, ya que ésta será un factor pronóstico principal. En los niños mayores de 14 años se utiliza la llamada “regla de los 9” (cada región corporal se valora con una puntuación de 9 o múltiplos de 9, en tanto por ciento, y se van sumando las áreas afectadas. Por ejemplo, el tórax corresponde a un 36% de la superficie corporal total, una extremidad inferior al 18%, una extremidad superior al 9%…)
  • Profundidad: no sólo influirá en la valoración del pronóstico, sino que va a condicionar el tratamiento.
  • Localización: independientemente de su extensión/profundidad, se consideran quemaduras de alto riesgo las que afectan a la cara, los pliegues corporales, las manos, los pies y los genitales.
  • Circunstancias del accidente: se debe valorar el “cuándo”, el “dónde”, el “cómo” y el “con qué” de una quemadura. Todas las quemaduras eléctricas, químicas y en las que se sospeche inhalación de humos se consideran graves y peligrosas desde el primer momento.
  • Antecedentes personales de la persona lesionada: enfermedades previamente existentes, tratamientos, alergias…

Tratamiento para las quemaduras

  • En el lugar del accidente, lo fundamental es la retirada inmediata del objeto o sustancia causante de la quemadura o alejar a la víctima del lugar quemadura en brazo de niño y manos aplicando una pomadadel accidente: por ejemplo, retirar la ropa que contiene el calor o los productos químicos mojándola previamente y retirándola con cuidado, cortándola si fuera necesario.
  • Debemos, si es preciso, iniciar maniobras de reanimación.
  • Las quemaduras por ácidos deben ser irrigadas con agua a chorro durante 30 minutos y en las producidas por álcalis puede ser necesaria hasta una hora de lavado. Si el agente químico fuera polvo, debe retirarse previamente con un cepillado suave.
  • En caso de quemaduras oculares se realizará lavado prolongado de los mismos con agua.
  • Se cubrirá la zona quemada con un paño estéril o una sábana limpia y se mantendrá abrigado al niño.
  • La aplicación de frío local (nunca hielo) disminuye el dolor. Se deben administrar también medicamentos para controlarlo (paracetamol, ibuprofeno…).

Consejos para prevenir quemaduras en niños

  • En verano, proteger la piel de los niños de los rayos solares con cremas de filtros elevados.
  • Evitar que los niños jueguen en la cocina mientras se está cocinando.
  • Colocar los mangos de sartenes y ollas siempre hacia dentro.
  • No se debe sentar al niño en el regazo mientras se ingieren alimentos calientes.
  • Comprobar la temperatura de los alimentos calentados al microondas.
  • Proteger los enchufes con dispositivos específicos para evitar la introducción de los dedos.
  • No calentar el agua de baño en exceso (<49ºC).
  • Vigilancia de estufas y braseros.
  • Mantener objetos peligrosos fuera del alcance de los niños (productos de limpieza, mecheros, cerillas…).
  • Se aconseja instalar detectores de humo en las casas.

 

Lo que debes saber…

  • La gran mayoría de los casos se producen en casa y, muchas veces, con los padres presentes en el momento del accidente.
  • Es conveniente tener en cuenta algunas medidas preventivas en casa de cara a prevenir quemaduras accidentales con los niños.
  • Evitar que estén o jueguen en la cocina mientras se cocina; poner fuera de su alcance mecheros, cerillas…; o comprobar la temperatura del agua del baño son algunas de ellas.

 

Dra. Gemma Cardona
Especialista en Pediatría
Médico consultor de Advance Medical

2018-12-20T12:53:53+02:0020 diciembre, 2018|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar