///Evolución de los ejercicios fitness de ayer hasta hoy

Evolución de los ejercicios fitness de ayer hasta hoy

4 minutos | El termino fitness es un anglicismo que se ha incorporado a nuestro vocabulario y que se utiliza para varios conceptos relacionados con el mundo de la forma física y los gimnasios.

Si bien es cierto que la traducción exacta de fitness sería “aptitud física”, desde hace años se relaciona con diferentes modalidades de actividad física, sobre todo de centros deportivos y gimnasios cuyo objetivo es mejorar la forma física. Conozcamos los ejercicios fitness de ayer y de hoy

El sector del fitness es un motor económico importante porque en él y con él se mueven multitud de intereses, tanto de empresas que ofrecen las últimas novedades en cuanto a disciplinas/entrenamientos como equipamiento de última generación para complementarlos. En cuanto a las diferentes disciplinas y productos, este es un sector que se mueve mucho por modas, algunas de ellas llegaron hace años y otras han tenido un éxito efímero, pero lo que sí es cierto que la mayoría aseguran diversión y, lo más importante, conseguir una buena forma física y beneficios para la salud.

Desde el aeróbic…

El “aeróbic de Jane Fonda” enfundada en maillot con calentadores fue una de las primeras incursiones del “fitness” en España en los años 80, cómo no, proveniente de Estados Unidos, cuna de todo aquello que se relacione con el cuerpo y el deporte. A base de coreografías, algunas veces a un ritmo frenético, se trataba de bailar, pero incorporando movimientos más cercanos a la gimnasia que al baile. Esa primera iniciativa fue la primera de otras muchas y origen de algunas de las que se encuentran en los gimnasios de hoy en día.

Hasta la zumba…

En la actualidad la lista es inmensa, no sólo por la gran variedad de actividades, sino por el hecho de que casi cada centro deportivo las ha adaptado a sus características, y porque pueden hacerse al aire libre, “indoor” o en el agua.
Entre las actividades que han entrado con fuerza y parece que no como una moda sino para quedarse, se encuentra la zumba, que es una disciplina creada en los años 90 en la que teniendo como base diferentes coreografías, se potencia el sistema cardiovascular, además de trabajar brazos, piernas o glúteos siguiendo ritmos latinos.

chico y chica en gimnasio realizando ejercicios de fitness con cuerdas

Ejercicios fitness con material

A las diferentes actividades coreografiadas se les puede añadir elementos como complemento, steps o discos deslizantes que aumentan la complejidad y la carga por lo que se incrementa también la exigencia física. Algo que también ocurre cuando el objetivo, junto a la mejoría del sistema cardiovascular, es el trabajo a nivel muscular. En actividades como por ejemplo el body pump, se utilizan barras y discos que aumentan el trabajo de fuerza mejorándola, así como también la capacidad de resistencia. En estas clases se combinan movimientos y ejercicios que se realizan en la sala con máquinas o pesos libres y se trasladan a las clases en los que se combinan de maneras diferentes. Sentadillas, elevaciones o press son algunos de los ejercicios que se van a realizar en estas clases dirigidas por profesionales.

Sin material

Si lo que se quiere es tonificar, pero sin usar material complementario, el body combat es otra de las opciones divertidas e intensas. Su base se encuentra en las artes marciales y el boxeo, donde las catas son las reinas. Movimientos en las que las extremidades “vuelan” con patadas extremas, puños lanzados al aire o giros imposibles al ritmo de una música que anima al practicante a divertirse y ponerse en forma.

    Con bicicleta

    Para los amantes del pedaleo, los clubes deportivos ofrecen la variante indoor, el famoso spinning, en el que en un espacio que suele estar “lleno hasta la bandera” se pedalea a ritmos frenéticos siguiendo músicas a cual más motivadora. En estas clases el monitor va indicando cuales son las frecuencias a las que se debe pedalear.

    Fitness en el agua

    Además de las clases en “seco” también el agua ofrece la posibilidad de ganar en salud y practicar alguna modalidad de fitness. Una de las más conocidas es el aquagym que ofrece la ventaja de practicarse en un medio, el agua, en el que no existe impacto y, por tanto, todas aquellas personas que sufren problemas articulares pueden seguir realizando ejercicios que no perjudican a sus articulaciones.

    Bajando la intensidad

    Pero no todo son clases intensas, sino que existen aquellas más tranquilas, pero no por ello sin beneficio sino todo lo contrario, pues obtienen otros efectos positivos para el organismo. El pilates tiene su origen en los años 20 cuando Joseph Pilates buscaba una terapia para soldados heridos en la guerra que quedaban con limitaciones físicas. Combinando diferentes ejercicios y movimientos creó una técnica cuyo objetivo es fortalecer lo que él denominada “powerhouse” que no es otra que la zona del abdomen, espalda y glúteos (la que nos brinda sujeción). En estas clases se trabaja la musculatura de esta zona de manera específica, aunque no se olvidan las extremidades.

    Es importante remarcar que la progresión es esencial en cualquier actividad que se siga, el objetivo será mejorar la forma física pero nunca a cualquier precio. Por ello es importante consultar qué actividades se ofrecen y cuáles son las intensidades a las que se trabaja para minimizar los riesgos para la salud al máximo.

    LO QUE DEBES SABER…

    • Desde el aeróbic de Jane Fonda, una de las primeras incursiones del fitness en nuestro país, hasta hoy, el fitness vino para quedarse con múltiples variantes.
    • Entre las actividades que han entrado con fuerza y cuyo paso no parece efímero encontramos la zumba, el body pump o el body combat, por ejemplo.
    • Spinning, aquagym o pilates son otras modalidades que pueden encuadrarse dentro del fitness y sus últimas tendencias.

     

    Dra. Eva Ferrer
    Especialista en Medicina del Deporte
    Médico colaborador de Advance Medical

    2018-09-10T14:15:03+01:0011 septiembre, 2018|

    Deja un comentario

    Información básica sobre Protección de Datos:
    En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.