5 Min de lectura | El melón es el fruto de la melonera, puede tener forma de globo o redonda .Su pulpa es aromática, jugosa y dulce, de color blanca, verde o amarilla, incluso anaranjada en función de su variedad, y con numerosas pepitas en su centro. Es una fruta muy refrescante y ligera

Sus orígenes no están claros pero llegó a España a través de las rutas comerciales de Cártago Nova, la actual Cartagena. Actualmente España es un gran productor de melón, con diferentes variedades:

  • Melón amarillo: de origen español, se caracteriza por tener la corteza amarilla y la pulpa de color blanco cremoso.
  • Melón verde español: de origen español, de color verde oscuro, a veces con manchas, de forma alargada y gran tamaño, puede pesar desde 1,5 hasta 3 kg.
  • Piel de Sapo: melón de forma alargada, en ocasiones con piel rugosa, pulpa de color verde y consistencia crujiente.
  • Tendral o melón de invierno: piel muy rugosa y dura de color verde. Pulpa blanca y poco sabrosa.

Composición nutricional

El 92% de la composición del melón es agua y un aporte de apenas el 6% de azúcares, lo que convierte al melón en una fruta muy refrescante y ligera. Entre los minerales destaca por su contenido de potasio y magnesio.

Entre las vitaminas destaca por su gran aporte de betacarotenos, aunque su composición varía dependiendo de si la pulpa es más o menos anaranjada, según la variedad. También destaca el contenido en vitamina C. Los melones reticulados (con forma de red) destacan por su mayor cantidad de vitamina A, vitamina C y ácido fólico.

Melón, tabla de nutrientes

Nutrientes destacados

 Agua

El melón contiene una gran cantidad de agua, necesaria para sobrevivir, y una persona sana necesita entre dos y tres litros de agua al día. Las frutas son excelentes para hidratar el organismo. El agua es indispensable para muchísimas funciones, las más destacadas:

  • El agua es el encargado de transportar los nutrientes al interior de las células.
  • Es el principal responsable de la eliminación de elementos tóxicos.
  • Participa en los procesos digestivos.
  • Participa en las estructuras articulares mejorando la amortiguación.
  • Participa en la regulación de la temperatura corporal.
  • Representa el 91,5% del plasma sanguíneo.

Potasio

El melón destaca por su contenido en potasio, mineral propio de los vegetales, indispensable para la transmisión y generación del impulso nervioso, participa en la contracción muscular, así como en el equilibrio hídrico tanto en el interior como en el exterior de la célula. Una de las consecuencias de la pérdida de electrolitos debido a la deshidratación puede ser sufrir calambres.

Magnesio

El melón contiene cantidades destacables de este mineral, aunque mucho menos que de potasio. El magnesio se encarga, entre otras funciones, de mantener un funcionamiento adecuado de los intestinos, músculos y nervios, también participa en la regulación de la contracción cardíaca, mejora el sistema inmunitario, además forma parte de huesos y dientes.

Vitamina A

La vitamina A es necesaria para el buen funcionamiento de la retina y especialmente para la visión nocturna o con poca luz y para el buen estado de la piel y mucosas. Además, participa en la formación y mantenimiento de dientes, tejido blando y óseo. La vitamina A se encuentra de dos maneras en los alimentos:

  • Retinol: es la forma activa de la vitamina A. Está presente en alimentos de origen animal como el hígado o la leche entera.
  • Carotenoides: son pigmentos de color oscuro que se encuentran en los alimentos de origen vegetal y una vez ingeridos, el organismo es capaz de transformarlos en su forma activa de vitamina A.

Vitamina C

La vitamina C es un antioxidante que ayuda a combatir los radicales libres que producen en el organismo por diferentes motivos, dañinos para el organismo. Además, es necesaria para el crecimiento y reparación de tejidos, formando proteínas que componen la piel, tendones, ligamentos… Ayuda en la cicatrización de las heridas y participa en la absorción del hierro.

Folatos

Otra de las vitaminas destacadas en las espinacas son los folatos también llamado ácido fólico o vitamina B9, interviene en la producción de los glóbulos rojos, en el en el desarrollo del sistema nervioso, participa en la síntesis de material genético y en la formación de anticuerpos. Además, es importantísimo a la hora de prevenir anemias y la espina bífida en el embarazo.

Meón: madre e hija comiendo una raja de melón

Beneficios para la salud

Prevención de enfermedades.

Como muchas otras frutas, es una gran fuente de antioxidantes gracias a la vitamina C y los betacarotenos. Los antioxidantes ayudan a combatir los radicales libres que producen en el organismo por diferentes motivos, dañinos para el organismo ya que alteran el ADN de los genes, proteínas y grasas. Bajos niveles de antioxidantes son precursores de algunas enfermedades como el cáncer o enfermedades cardiovasculares. Además, juegan un papel importante en los procesos de envejecimiento.

Embarazo:

Su contenido en ácido fólico lo convierte en un alimento muy adecuado para las mujeres embarazadas, ya que ayuda a prevenir entre otras cosas la espina bífida.

Control o pérdida de peso

Su gran contenido en agua y su bajo contenido calórico (26,16Kcal/100 gramos de alimento), lo convierten en una fruta ideal en dietas de pérdida de peso.

Diurético.

El melón es muy rico en potasio y en agua, y favorece la eliminación de líquidos en el organismo. Por ello es beneficioso en caso de sufrir hipertensión, cálculos renales o retención de líquidos.

Consejos para la compra y conservación

Su mejor temporada es en los meses de verano, desde junio-julio a septiembre, que es cuando tienen su mejor olor y sabor ya que son madurados al sol. En los meses de invierno, encontramos el melón Tendral.

A la hora de escoger debemos seleccionar aquellos que no tienen golpes, duros y con la retícula gris. Sabremos el grado de madurez así:

  • Verde: si la piel es muy verde quiere decir que ha sido recogido antes de tiempo, por lo que debe dejarse madurar unos días fuera de la nevera.
  • Maduro: tienen un olor dulce muy característico. Además, podemos “palparlo”; para ello debemos cogerlo con las manos, sujetar con firmeza y presionar suavemente la base (el lado opuesto de la mata), si cede ligeramente, está maduro.
  • Demasiado maduro: si al coger el melón y presionar suavemente la base esta pegajosa, es que el melón está demasiado maduro, también podemos sacudir ligeramente el melón y si se oye un “chapoteo” es que ha empezado a deteriorarse.

El melón se deteriora con facilidad, por lo que se aconseja comerlo lo antes posible. Para conservarlo debe cubrirse y guardar en el frigorífico, ya que absorbe fácilmente el resto de olores.

 

Lo que debes saber…

  • Su gran contenido en agua (92%) y su bajo contenido calórico (26,16 Kcal/100 gramos de alimento) lo convierten en una fruta ideal en dietas de pérdida de peso.
  • Para saber si el melón está maduro podemos “palparlo”, para ello debemos cogerlo firmemente con las manos y presionar suavemente la base (el lado opuesto de la mata). Si cede ligeramente, está maduro.
  • España es un gran productor de melón, se cultiva principalmente en Castilla la Mancha, Murcia, Andalucía y la Comunidad Valenciana.

 

Mónica Carreira

Diplomada en Nutrición Humana y Dietética

Master en Nutrición pediátrica y Nutrición deportiva

Nutricionista consultora de Teladoc Health