3 Min de lectura | La Vitamina A ayuda a la formación y al mantenimiento de los dientes, huesos, mucosas y piel. También se llama retinol porque produce los pigmentos de la retina del ojo.

La vitamina A ayuda a tener una buena visión, sobre todo cuando hay poca luz. Es una sustancia importante para la función reproductora (desarrollo de los espermatozoides y crecimiento de la placenta) y la lactancia.

Se encuentra en la leche entera y el hígado de algunos animales en forma de retinol. Los carotenoides son tintes de color oscuro que se encuentran en los vegetales y que se transforman en una forma de Vitamina A. Uno de los carotenoides más conocido es el betacaroteno que, además es un antioxidante.

Por lo tanto la Vitamina A es también un antioxidante muy potente que sirve para proteger a las células del daño causado por los radicales libres que contribuyen al desarrollo de ciertas enfermedades y procesos degenerativos como el envejecimiento.

  • Alimentos ricos en Vitamina A (retinol): huevos, leche y derivados, carne, hígado y aceite de hígado de bacalao.
  • El betacaroteno se encuentra en: zanahorias, melón, calabacín, naranja, albaricoque, brócoli, espinaca y en la mayoría de hortalizas de hoja verde.

Exceso de Vitamina A

También se llama hipervitaminosis A y es debido a tener demasiada Vitamina A en el cuerpo. Existen dos tipos de hipervitaminosis A:

  • Aguda: provocada por tomas un exceso de Vitamina A en un periodo corto de tiempo
  • Crónica: toma de un exceso de Vitamina A pero durante un periodo más largo.

Síntomas más frecuentes son:

  • Reblandecimiento de los huesos del cráneo (se llama craneotabes en los niños)
  • Osteoporosis
  • Visión borrosa en los niños
  • Dolor óseo y entumecimiento
  • Fontanelas muy grandes en los bebés
  • Disminución del apetito (anorexia)
  • Mareo, irritabilidad
  • Náuseas y vómitos
  • Visión doble
  • Somnolencia y fatiga
  • Dolor de cabeza (cefalea)
  • Impotencia en los varones
  • Cabello y piel frágiles: pérdida de cabello, piel seca y amarillenta o dermatitis seborreica
  • Hinchazón del tejido mamario en los hombres (ginecomastia)
  • Aumento del tamaño del hígado y el bazo (hepatoesplenomegalia)

cuchara con cápsulas y cubos blanco con la palabra vitamina A

Tomar demasiada Vitamina A durante el embarazo puede causar un desarrollo anormal en el feto y malformaciones.

El tratamiento comprende simplemente la suspensión del consumo excesivo de Vitamina A. La mayoría de casos se recuperan totalmente aunque, en ocasiones, pueden quedar secuelas: osteoporosis, retraso del desarrollo, daño hepático y renal o cáncer de próstata.

La mejor prevención es llevar una dieta equilibrada.

Déficit de Vitamina A

La deficiencia de vitamina A en nuestro organismo se debe a un aporte escaso de dicha vitamina en nuestra alimentación.
Los síntomas más frecuentes son:

  • Pérdida visual
  • Ceguera nocturna
  • Susceptibilidad a padecer infecciones

El tratamiento consiste en dar Vitamina A hasta revertir el déficit. En algunos casos puede ser bebida.

Consulte siempre con su médico antes de tomar cualquier medicamento.

¿Tienes dudas? Regístrate en Savia, la plataforma de servicios de salud digital de MAPFRE que te da acceso gratuito a un chat de Pediatría.
Además podrás comprar una consulta de pediatría al mejor precio y con los mejores especialistas.

REGÍSTRATE GRATIS

Dra. Esther Martínez García

Especialista en Pediatría

Médico consultor de Advance Medical