Remolacha, ligera y vitamínica

///Remolacha, ligera y vitamínica

Remolacha, ligera y vitamínica

La remolacha la podemos encontrar durante todo el año, y su mayor peculiaridad es su color rosa rojizo brillante y su sabor dulzón, que la diferencia de la mayoría de las hortalizas. Se puede consumir cruda o cocida y puede […]

La remolacha la podemos encontrar durante todo el año, y su mayor peculiaridad es su color rosa rojizo brillante y su sabor dulzón, que la diferencia de la mayoría de las hortalizas. Se puede consumir cruda o cocida y puede ser utilizada en gran diversidad de platos.

 

LO QUE DEBES SABER…

 

  • Temporada: se cultiva todo el año, en función de la temporada proviene de una zona u otra.
  • Beneficios: ricas en folatos, fibra, vitaminas del grupo B, potasio, yodo y sodio.
  • Ideales en: crudo y en cocido para dar un toque de sabor y sobre todo color a nuestros platos, vinagretas, ensaladas, postres y batidos.

 

 

Fibra y folatosremolacha3

El componente mayoritario de la remolacha es el agua, por este motivo, a pesar de ser rica en
azúcares si se compara con otros vegetales, su contenido calórico no es alto pues proporciona unas 30 Kcal por 100 g. Contiene entre 6 y 10 g de hidratos de carbono, en su mayoría azúcares, su contenido proteico es muy bajo y casi nulo en grasas. Nos aporta unos 3 g de fibra por cada 100 g y en cuanto a micronutrientes destacan los folatos (B9) y otras vitaminas del grupo B, como la B1, B2, B3 y B6, así como el yodo, el sodio y el potasio. Por el contrario, es de las verduras con menos provitamina A y vitamina C.

 

Dulce y colorista

Aunque como clasificación forme parte de verduras y hortalizas, casi seguro que cuando pensamos en verdura, la remolacha no es lo primero que nos viene a la mente. Se trata de una hortaliza atípica, mucho más dulce que el resto, de un color exótico. Sus características peculiares la hacen especialmente interesante para dar variedad a las recetas, tanto en sabor como en color y textura. Además, a nivel nutricional contiene más azúcar que el resto de verduras, pero no nos alarmemos ni nos confundamos con la remolacha azucarera que es otra variedad. La remolacha que consumimos como hortaliza tiene un pelín más de azúcares que una zanahoria, es decir, entre 6 y 7g por 100 g de alimento.

 

remolacha2Cómo tomarla

La remolacha se puede consumir cocida o cruda, puede formar parte de ensaladas, de guisos o ser un buen acompañamiento. Por su vistoso color también resultará muy atractiva en cremas y formando parte de salsas. Uno de sus usos es para elaborar variantes del gazpacho. Hemos de tener en cuenta que lo que cocinemos con remolacha se teñirá de su color, así que ya sabemos qué hacer si se nos antoja comer macarrones de color rosa. También se utiliza para elaborar exóticas bebidas, postres con color y pinchos atrevidos. Además, se pueden consumir sus hojas, como sucede en alguna receta italiana.

 

Buen colorante

 

  • La forma más común de consumo de la remolacha es como vegetal en cocido pero también se puede consumir cruda, se utiliza también para la extracción de azúcar y para la obtención del colorante rojo E-162 “Rojo remolacha” o Betanina.

 

¿A quién conviene y a quién no?

Se aconseja para:

  • Niños: por su sabor y sobre todo por su vistoso color es una hortaliza que nos da juego para elaborar platos variados y divertidos para niños. Y es una buena forma de tomar vegetales.
  • Embarazadas: por su gran contenido en folatos la remolacha es interesante en la fase de gestación ya que los requerimientos de esta vitamina están incrementados por la función que desempeña en el desarrollo del nuevo ser.
  • En estreñimiento: la remolacha es rica en fibras que van a contribuir a la mejora del tránsito intestinal y con él la evacuación.
  • Para el control de calorías y grasas: a pesar de ser de las verduras con mayor contenido en azúcares, su componente mayoritario es el agua y su contenido en grasas es prácticamente nulo por lo que puede resultar interesante para dar variedad y vistosidad a la dieta en estos casos.

 

No resulta adecuada en caso de:

  • Problemas renales con restricción de potasio: como la mayoría de los vegetales contiene cantidades significativas de potasio, por ello tendremos que limitar su consumo si es necesario realizar una restricción del contenido de potasio de la dieta.
  • Control de sodio: su contenido es muchísimo menor que el de alimentos realmente ricos en sodio como los quesos, pero sí es cierto que contiene bastante más sodio que la mayoría de vegetales, situándose casi al nivel de carnes y pescados

 

Consejos de compra y conservación

Debemos escoger ejemplares carnosos, redondos, lisos y firmes. Normalmente se compra en manojos que debemos observar que presenten hojas verdes ya que eso indicará su juventud, si queremos usar las hojas también nos fijaremos en que estén tiernas. Si solo usaremos la raíz buscaremos remolachas firmes, sin manchas ni golpes. Debemos desestimar las remolachas alargadas y de piel escamosa pues se trata de ejemplares más fibrosos y su sabor puede resultar demasiado fuerte.

RECUERDA QUE…

 

  • La remolacha es la raíz de la planta Beta vulgaris o remolacha común. La remolacha azucarera es una variedad de la remolacha común que se ha ido seleccionando durante años para conseguir un mayor porcentaje de azúcar en su composición y una mayor capacidad agrícola.

 

 

La receta

SALTEADO DE QUINOA CON CALABAZA, REMOLACHA Y QUESO DE CABRA

Ingredientes

  • Quinoa o sémolaremolacha1
  • Remolacha
  • Calabaza
  • Queso de cabra
  • Piñones
  • Aceite
  • Opcionales: granada y menta
  • Aderezos al gusto: aceite, vinagre, naranja, miel, pimienta…

 

Preparación:
Hervimos la quinoa o en su defecto sémola, bulgur o alguna pasta de grano pequeño. Una vez limpias y troceadas la calabaza y la remolacha las salteamos en la sartén con un chorrito de aceite. Una vez todo cocido servimos la base de quinoa y la mezclamos con el salteado, a continuación espolvoreamos sobre la preparación los piñones y virutas de queso de cabra, preferiblemente de pasta blanda. Si queremos dar un toque más fresco lo podemos servir frío o tibio y le podemos añadir granitos de granada y menta cortada muy fina. Y finalmente, derezar al gusto. Una opción es con vinagreta de naranja y miel, por ejemplo.

 

 

Mercè Gonzalo

Diplomada en Nutrición Humana y Dietética
Licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos

Nutricionista consultora de Advance Medical

 

2018-06-10T18:04:57+02:0031 enero, 2017|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.