///RAW FOOD: Alimentación crudi-vegana

RAW FOOD: Alimentación crudi-vegana

4 minutos | Descubre los beneficios de la alimentación “raw food” cuya filosofía se centra en la ingesta de alimentos vegetales que, si no se realiza de forma segura y manteniendo unas óptimas prácticas de higiene puede acarrear consecuencias negativas.

El término “raw food” se refiere a una tendencia alimentaria que lleva años instaurada en nuestro país y que sigue los preceptos de una alimentación crudivegana, es decir, una alimentación basada en vegetales y hortalizas, principalmente. Además, estos alimentos no deben ser sometidos a ningún tipo de cocción o alcanzar, como máximo, temperaturas de 40-42ºC

Bases de la alimentación Raw Food

La tendencia “raw” es una forma de alimentación que promueve un estilo de vida en sintonía con la naturaleza, respetando al máximo la forma en que se recolectan los vegetales y frutas y consumiendo estos alimentos de forma natural o con el mínimo procesamiento. A

demás, este tipo de alimentación rechaza cualquier producto ultraprocesado o refinado.

Técnicas de preparación

En cuanto a las técnicas de preparación de los alimentos, se permiten los siguientes métodos:

  • Marinado
  • Escabechado
  • Cocciones a baja temperatura.
  • Licuado
  • Deshidratación.

Alimentos permitidos

Los alimentos que se fomentan en este tipo de alimentación vegana y que, por tanto, son susceptibles de comer en crudo o con los métodos mencionados son:

  • Frutas frescas y deshidratadas.
  • Vegetales y hortalizas.
  • Semillas: de lino, chía, sésamo, de amapola, etc.
  • Frutos secos como nueces, almendras, avellanas, etc.
  • Legumbres (lentejas, alubias, garbanzos) y sus germinados.
  • Aceites y grasas prensados ​​en frío.
  • Infusiones y tés.
  • Zumos o licuados de frutas y hortalizas.
  • Productos lácteos crudos no pasteurizados (leche y quesos).
  • Carne cruda no pasteurizada.

RAW FOOD: Alimentación crudi-vegana: varios vegetales, frutos secos y salsas vegetarianas sobre tabla de madera

Alimentos NO permitidos

Los alimentos que excluye este tipo de alimentación son:

  • Productos horneados.
  • Frutas y vegetales cocidos a temperaturas superiores a 40-42ºC.
  • Carnes cocidas y procesadas.
  • Nueces y semillas asadas.
  • Aceites refinados.
  • Sal de mesa.
  • Azúcares, cereales y harinas refinadas.
  • Café.
  • Alcohol
  • Pasta
  • Cualquier procesado ya sea bollería, snacks o productos congelados.

¿Qué beneficios de la alimentación Raw Food?

Naturalmente, el hecho de fomentar una alimentación basada en vegetales, hortalizas y frutas ya supone seguir una alimentación saludable.

  • Conlleva un mayor aporte de fibra soluble e insoluble, indispensable para nuestra microbiota intestinal y para el óptimo funcionamiento del tránsito intestinal.
  • Favorecer el consumo de estos alimentos crudos minimiza las pérdidas de vitaminas, minerales y fibra que ocurren durante los procesos de cocción.
  • Mejora las dislipemias, como el colesterol elevado, o la diabetes ya que se eliminan todo tipo de azúcares y carbohidratos procesados y grasas hidrogenadas (compuestos que favorecen estas enfermedades).
  • A nivel sostenibilidad ambiental, la disminución del consumo energético y el agua contribuye a cuidar el planeta.

¿Qué riesgos puede suponer para la salud?

Cuando manipulamos alimentos es muy importante la higiene, sobre todo si los alimentos los vamos a consumir en crudo; se necesita lavar e higienizar. Pero, además, hay alimentos que no se deben comer crudos porque su consumo sólo es seguro si se somete a cocción.

  • La cocción mejora la biodisponibilidad y los efectos positivos de los carotenoides presentes en alimentos como naranjas, tomates y zanahorias, ya que su absorción es baja en alimentos crudos y aumenta tras la cocción.
  • Algunos minerales como el calcio, se liberan ante la cocción de los alimentos por lo que su biodisponibilidad será mayor en alimentos cocinados que en crudos.
  • Existe cierto riesgo de contraer enfermedades toxiinfecciosas o reacciones adversas al consumir ciertos alimentos crudos como la patata, la yuca o las berenjenas por su contenido en solanina, sustancia que puede provocar daños estomacales o neurológicos.
  • El consumo de legumbres crudas puede provocar náuseas y vómitos por su contenido en lectinas.

Por último, este tipo de alimentación no es apta para cualquier individuo ya que el hecho de consumir los alimentos crudos puede dificultar las digestiones. Por tanto, no es recomendable en personas con problemas estomacales crónicos o con afecciones intestinales inflamatorias (colitis, síndrome de intestino irritable, enfermedad de Crohn, etc.)

 

Lo que debes saber…

  • Este patrón alimentario tiene sus beneficios, pero también sus inconvenientes si no se realiza de forma segura y manteniendo unas óptimas prácticas de higiene.
  • La alimentación crudi-vegana se basa en consumir alimentos que pueden tomarse crudos marinados, escabechados, cocidos a menos de 40-42ºC, licuados o deshidratados.
  • No es un tipo de alimentación apta para todo el mundo ya que el hecho de consumir los alimentos crudos puede dificultar las digestiones.

 

Judith Torrell

Diplomada en Nutrición humana

Especialista en Nutrición clínica

Nutricionista consultora de Teladoc Health

2020-06-04T10:07:45+02:004 mayo, 2020|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.