Pruebas Diagnósticas | Otorrinolaringológicas |

Somnoscopia

Publicado por

Comparte el artículo:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+EmailWhatsApp
Valora este artículo

La somnoscopia es un procedimiento que se emplea para estudiar el funcionamiento de la vía aérea en pacientes con síndrome de apnea obstructiva del sueño (SAOS) mientras están durmiendo mediante una inducción farmacológica. Esta prueba permite que el otorrinolaringólogo pueda evaluar la vía aérea y planear mejor una posible intervención quirúrgica para dicho paciente.

 

LO QUE DEBES SABER…

 

  • Esta prueba se puede realizar a todo paciente con diagnóstico de SAOS que sea candidato a cirugía, pudiendo así adecuar mejor la intervención quirúrgica.
  • Sirve para estudiar el funcionamiento de la vía mientras están durmiendo mediante una inducción farmacológica.
  • Su uso permite al otorrinolaringólogo planear mejor la intervención para así operar sobre las estructuras que realmente están causando la obstrucción.

SAOS

El SAOS se caracteriza por la presencia de apneas (ceses intermitente de la respiración de más de 10 segundos de duración) e hipopneas (apneas junto con un descenso de los niveles de de oxígeno en sangre acompañados de un despertar transitorio). Estos episodios se dan más de 10 veces por hora y durante el sueño se producen ronquidos importantes. El sueño no reparador conlleva una somnolencia diurna. El SAOS afecta a aproximadamente un 4% de la población, generalmente varones con sobrepeso y en ocasiones con antecedentes de hipertensión arterial o algún tipo de afectación cardíaca.
 
Diferentes factores causantes del SAOS pueden ser la obstrucción a nivel nasal, el exceso de tamaño de la lengua o las amígdalas, alteraciones de la anatomía de la laringe, malformaciones del paladar o la obesidad.

 

apnea del sueñoDurante mucho tiempo se ha empleado el estudio del sueño para diagnosticar el SAOS. Dicho estudio consiste en hacer dormir al paciente y valorar durante el sueño su ritmo cardíaco, los niveles de oxígeno en sangre, el flujo del aire, la intensidad de los ronquidos y la frecuencia de apneas e hipopneas. Sin embargo, esto no nos permite ver directamente qué ocurre en la vía aérea cuando se da el ronquido y se produce la apnea; no se puede observar el lugar exacto de la obstrucción.

 

Valorar el funcionamiento de la vía aérea mientras el paciente está consciente y establecer cuál es el lugar de la obstrucción no es tarea fácil, por eso desde hace ya unas cuantas décadas se comenzó a emplear la endoscopia nasofaríngea en pacientes a los que se les inducía el sueño mediante fármacos. Al inducir el sueño y realizar la somnoscopia se puede observar directamente si la obstrucción se da a nivel palatal, lingual u otros niveles, así como el grado de obstrucción.

En qué consiste

Esta prueba se puede realizar a todo paciente con diagnóstico de SAOS que sea candidato a cirugía para tratar la enfermedad, pudiendo así adecuar mejor la intervención quirúrgica a cada paciente. La prueba tiene una duración de entre 45 y 75 minutos aproximadamente. Se aplicará un espray nasal de oximetazolina al paciente unos 15 minutos antes de la prueba para descongestionar la cavidad nasal y se inducirá una sedación suave mediante una infusión de propofol bajo el control de un anestesista. No se utilizan relajantes musculares como las benzodiacepinas porque estas relajan demasiado la vía aérea y pueden provocar fenómenos de obstrucción induciendo a un resultado de la prueba falsamente positivo.
 
Una vez inducido el sueño se espera a que el paciente comience a roncar y se produzcan apneas, siempre monitorizadas. Se introducirá en entonces el fibroscopio por la nariz y se observará la cavidad nasal, la nasofaringe, el paladar, la base de la lengua, el resto de la faringe, las amígdalas y la epiglotis. El objetivo es apreciar cómo se produce la obstrucción de la vía aérea para así planificar mejor la intervención quirúrgica.prueba dianóstica, somnoscopia
 
En el 95-98% de los casos se logra reproducir el ronquido y a pesar de que el propofol altera la arquitectura de las fases del sueño, pues se producen menos fases REM, el patrón respiratorio no se ve alterado, con lo cual los resultados de las somnoscopia son altamente comparables a los que se darían en condiciones normales.
 
La endoscopia puede tener complicaciones como puede ser algo de sangrado nasal (epistaxis) tras la prueba, un espasmo laríngeo o una aspiración. La somnoscopia está contraindicada en mujeres embarazadas y en pacientes con alergia al propofol, así como en pacientes con una obstrucción nasal severa o con antecedentes de broncoaspiración.
 
El uso de la somnoscopia permite al otorrinolaringólogo planear mejor la intervención para así operar sobre las estructuras que realmente están causando la obstrucción y mejorar de este modo la eficiencia del procedimiento quirúrgico al adecuarlo a cada paciente.
 
Los Seguros de Salud de MAPFRE cuentan con un amplio cuadro de especialista en otorrinolaringología y además incluyen un completo Programa de Medicina Preventiva orientado a cuidar tu salud. Informáte del seguro que mejor se adapte a tus necesidades.

 
 
Dr. David Cañadas Bustos

Especialista en Medicina General

Médico consultor de Advance Medical

 

Somnoscopia was last modified: septiembre 21st, 2016 by canalSalud

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre