////Eritema tóxico del recién nacido

Eritema tóxico del recién nacido

2 minutos | La piel del recién nacido es especial, frágil y con una anatomía y fisiología particular. Muchos neonatos presentan lesiones en la piel, como el eritema tóxico, que en la mayor parte de los casos no requiere tratamiento.

El eritema tóxico es la erupción cutánea más frecuente en el recién nacido y afecta aproximadamente entre el 20 y 70% de los nacidos a término, siendo muy rara en el prematuro. Su nombre suele asustar a los padres, pero es poco acertado, ya que no se han encontrado pruebas que confirmen esta naturaleza tóxica.
Es una erupción inflamatoria benigna que fue descrita en 1826. Desde su descripción ha recibido diferentes nombres: exantema toxoalérgico, urticaria neonatal o «dermatitis por picadura de pulga».

Síntomas

Las lesiones aparecen a las 24-72 horas de vida (algún caso a partir de las dos o tres semanas después del nacimiento). Sus síntomas son la aparición de múltiples y pequeñas pápulas 1 a 3 cm de diámetro. Su localización más frecuente es la cara, el tronco y las extremidades. No afecta a las palmas de las manos ni a las plantas de los pies. La pápula evoluciona a pústula con un halo muy eritematoso o rojizo. Cuando las lesiones son muy abundantes pueden unirse y formar placas de varios centímetros. Cada una de las lesiones persiste solo unas horas y luego desaparece. La erupción en su conjunto puede durar unos 7 o 10 días, pero, en algunos casos, puede persistir semanas. El eritema tóxico presenta fenómeno de Koebner, es decir, que podemos observar la aparición de lesiones en zonas expuestas a fricción y a pequeños traumatismos, como la zona de roce del pañal.
Se han descrito en la literatura médica casos de recurrencias una vez desaparecida la erupción.

Tratamiento

No precisa tratamiento, no afecta al estado general ni de salud del neonato, por lo que no se trata, y se resuelve por sí solo en unos días o semanas.
La única precaución es que se debe realizar un diagnóstico correcto y debemos diferenciarla de las siguientes entidades que sí requieren tratamiento:

  • Foliculitis: es una infección bacteriana por Staphyloccocus aureus o Haemophilus influenzae que debe tratarse con antibióticos.
  • Infección herpética diseminada. Es una infección vírica con grave repercusión del estado de salud del recién nacido que requiere ingreso y tratamiento.

 

Dra. Esther Martínez García
Especialista en Pediatría
Médico consultor de Advance Medical

2020-01-24T10:24:49+01:0021 diciembre, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.