Cólico del lactante

Cólico del lactante

En ocasiones, los bebés empiezan a llorar sin motivo aparente y esto puede generar ansiedad en los padres. Es lo que se conoce como un cólico del lactante, cuya solución pasa por mecerlo o pasearlo.

El cólico del lactante es una situación que, cuando no se conoce, puede angustiar a los padres. Se trata de un dolor abdominal repentino que se acompaña de llanto e irritabilidad.

Causa del cólico del lactante

Actualmente no se sabe cuál es la causa de los cólicos en los lactantes; se llama cólico al llanto persistente del lactante durante los tres primeros meses que no es causado por ninguna enfermedad o problema de salud. Es un llanto que no se calma realizando las maniobras habituales para dar confort al bebé: alimento, cambio de pañal o brazos.

Cuando el bebé padece un cólico tiene buen aspecto, no tiene fiebre ni vómitos y, en ocasiones encoge las piernas sobre el abdomen y cierra los puños durante la crisis de llanto.

Normalmente los cólicos empiezan a las tres semanas de vida y típicamente se inicia por la tarde-noche. Es un llanto inconsolable que puede durar minutos o hasta tres horas; además esta situación se repite dos o tres noches a la semana.

El llanto en el bebé es una situación habitual, es una manera natural de comunicar que necesita alguna atención: hambre, pañales sucios, frío o calor, sueño, ganas de estar con su madre. En el caso de que todas las necesidades del lactante estén cubiertas y, que no hay ningún problema de salud que nos justifique el llanto, podremos hablar de cólico del lactante.

Es importante saber que entre las crisis de cólicos, cuando el niño no llora, es un bebé contento, come con normalidad y crece bien. Es una situación fisiológica debida, probablemente, a la inmadurez neurológica y digestiva del bebé.

Medidas para calmar los cólicos

Primero de todo hay que mantener la calma, unos padres nerviosos pueden agravar la situación, ya que los bebés perciben el estado emocional de sus padres. Lo que quiere un bebé es tener unos padres seguros de sí mismos y tranquilos que le transmitan que «todo está bajo control».Una buena dosis de paciencia también es importante, los cólicos son una situación que mejorará con el tiempo.

A cada bebé le puede calmar una cosa distinta, no hay nada que sea la panacea; hay que probar y observar la reacción del lactante:

  • Cantarle una canción tranquila (nana)
  • Cogerlo en brazos y colocarlo boca abajo (con su barriguita en los brazos del adulto)
  • Mecerlo
  • Ofrecerle el pecho o el chupete
  • Favorecer que el bebé expulse bien los gases tras la toma
  • Darle un baño con agua tibia
  • Dar un masaje circular en la barriguita, en el sentido de las agujas del reloj
  • Música suave o el ruido suave y constante de electrodomésticos como el secador o la lavadora
  • Dar una vuelta con el automóvil o el carrito
  • No ofrecer ninguna medicina sin la supervisión del pediatra

Cuándo consultar al pediatra

Es importante consultar la primera crisis de llanto con el pediatra para que confirme que es un cólico y descarte otros problemas en el recién nacido: estreñimiento, reflujo gastroesofágico, gases, alergias alimentarias, hernias, infecciones, invaginación intestinal.

Los padres deben ser informados de lo qué es un cólico, que medidas pueden practicarse y cuáles son los signos de alarma para acudir a la consulta del Pediatra:

  • Fiebre
  • Rechazo del alimento por parte del bebé
  • Vómitos frecuentes
  • Mal color, mal aspecto del niño
  • Llanto que no calma de ninguna manera en más de tres horas
  • Manchas en la piel de aparición brusca

Dra. Esther Martínez García

Especialista en Pediatría

Médico consultor de Advance Medical

2019-08-29T14:35:25+02:0030 julio, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar