< 1 Min El destete será progresivo en el momento en que empecemos a introducir alimentos nuevos. Lo ideal es que el bebé reciba lactancia materna a demanda hasta los 6 meses de edad. A partir de este momento, se introducirán alimentos nuevos […]

El destete será progresivo en el momento en que empecemos a introducir alimentos nuevos. Lo ideal es que el bebé reciba lactancia materna a demanda hasta los 6 meses de edad. A partir de este momento, se introducirán alimentos nuevos triturados y, si la madre no sigue amamantado, la leche artificial.


Se puede continuar con la lactancia todo el tiempo que la madre desee, siempre y cuando ofrezcamos los alimentos adecuados para la edad del bebé.


A medida que se van ofreciendo nuevos alimentos, el bebé mama menos y la producción de leche disminuye y se adapta al nuevo horario. Se puede ofrecer al niño las papillas y luego el pecho a demanda el resto del día o, en el caso de que la madre se ausente fuera de casa, ofrecerle el pecho cuando ella esté.


Si la madre tiene una cantidad de leche suficiente no será necesario preparar biberones de leche artificial.


Es normal que al principio el bebé rechace las tetinas del biberón. El pecho ha sido para él su única fuente de alimento, durante muchos meses, además de un vínculo muy estrecho con su madre. Por eso es aconsejable retirar el pecho progresivamente, para no hacerlo tan traumático.



Dra. Esther Martínez García

Especialista en Pediatría

Médico consultor de Advance Medical