4 Min de lectura | La testosterona es una hormona sexual, tiene el mismo efecto protector en el hombre que el estrógeno en la mujer. Por eso, si está por debajo de lo normal, aumenta el riesgo de trastornos cardiovasculares y de osteoporosis.

La testosterona es una hormona sexual que se encuentra en mamíferos, reptiles, aves y otros vertebrados. Su máxima producción reside a nivel de los testículos (95%) aunque también son productores los ovarios de las hembras y las glándulas suprarrenales, unas pequeñas glándulas que se encuentran encima de los riñones. Sus niveles cambian a lo largo del día y encontraremos su pico máximo entre las 7-8 de la mañana.

Función de la testosterona

  •  Estimula la maduración de los órganos sexuales:
    • En el feto: formación del pene, escroto y próstata.
    • En la pubertad: profundización de la voz, crecimiento de la barba y del vello axilar, púbico y del pelo corporal. El hipogonadismo es la enfermedad provocada por la insuficiencia de hormonas sexuales y es una de las causas de esterilidad.
  • Aumenta la masa muscular y ósea, lo que previene de osteoporosis.
  • Es necesaria para el desarrollo normal del espermatozoide.
  • Influye en el funcionamiento de las plaquetas, interviniendo así a nivel de la coagulación.

La testosterona tiene el mismo efecto protector en el hombre que el estrógeno en la mujer. Por eso, si está por debajo de lo normal, aumenta el riesgo de trastornos cardiovasculares y de osteoporosis.

Síntomas de testosterona baja

Cuando en el varón aparecen síntomas como:

  • Cansancio,
  • Fatiga,
  • Somnolencia…
  • Descenso de los glóbulos rojos habituales.
  • Cambio de humor con aumento de la tristeza, nerviosismo e irritabilidad,
  • Menor tolerancia al ejercicio,
  • Pérdida de masa muscular y fuerza,
  • Disminución del vello y de la frecuencia en la necesidad del afeitado,
  • Aumento de la transpiración y sudoración,
  • Disminución del rendimiento sexual (baja la libido, disfunción eréctil… -este es el principal motivo de consulta con el andrólogo-),
  • Disminución de la concentración y memoria

Molécula de Testosterona

Causas

Al tratarse de una hormona, sus niveles son variables y pueden oscilar según algunas situaciones. Sus niveles pueden descender a causa de:

  • El enamoramiento. Baja el nivel de testosterona en el hombre y lo sube en las mujeres.
  • La paternidad. Según estudios el descenso de testosterona promueve cambios en el comportamiento que favorecen el cuidado paternal.
  • El envejecimiento, reduciéndose los niveles un 1% a partir de los 30 años. A los 50 años la testosterona se reduce un 12%, a los 60 un 19%, a los 70 un 28%, a los 80 un 49 %… El déficit de testosterona por envejecimiento no suele tratarse con suplementos farmacológicos.
  • Algunos alimentos:
    • La raíz de regaliz, por su sustancia activa, la glicirricina.
    • El té de hierbabuena.
    • Consumo habitual del alcohol.
    • Soja y derivados (bebida de soja, edamame, tofu…) contienen fitoestrógenos que se comportan como hormonas sexuales femeninas.
    • Leche
    • Grasas trans: son ácidos grasos insaturados quese forman de forma industrial al convertir aceite líquido en grasa sólida (proceso llamado hidrogenación).
  • La obesidad: es el factor principal que vemos hoy en día. Las células grasas o adipocitos transforman la testosterona en hormona femenina, en estrógenos, gracias a un enzima que se llama aromatasa.
  • El déficit de zinc disminuye los niveles de testosterona. Alimentos ricos en zinc son: ostras, hígado, almejas… Pero se ha visto que suplementar zinc en exceso no aumenta los niveles de testosterona.
  • Enfermedades como la insuficiencia cardíaca, ictus, apneas del sueño, enfermedades hepáticas y renales.

Cómo se diagnostica

El diagnóstico se realiza a través de una analítica de sangre. En caso de salir alterado habitualmente será el endocrino quien nos marcará las indicaciones más convenientes. El estilo de vida y nuestros hábitos se pueden modificar para mejorar nuestros niveles hormonales.

Modos saludables de aumentar la testosterona

  • Sueño profundo. Durante la fase REM del sueño (fase con movimientos rápidos oculares) aumenta la testosterona.
  • El entrenamiento de fuerza.
  • Ejercicio físico moderado y regular.
  • Tener una relación entre peso y talla saludable, IMC entre 20 y 25. Peso equilibrado.

Cada hombre tiene una «reserva» de testosterona concreta, por eso la disminución de la principal hormona masculina no llega a todos por igual ni a la misma edad.

Lo que debes saber…

  • La testosterona tiene el mismo efecto protector en el hombre que el estrógeno en la mujer. Por eso, si está por debajo de lo normal, aumenta el riesgo de trastornos cardiovasculares y de osteoporosis.
  • El estilo de vida y nuestros hábitos se pueden modificar para mejorar nuestros niveles hormonales.
  • El diagnóstico se realiza a través de una analítica de sangre. En caso de salir alterado habitualmente será el endocrino quien nos marcará las indicaciones más convenientes.

 

Dra. Cira Vera

Especialista en Medicina de Familia y Comunitaria de Teladoc Health