Alimentos para el corazón

Alimentos para el corazón

La salud cardiovascular es algo que debemos cuidar y que a menudo no se tiene suficientemente en cuenta, sobre todo en mujeres. Aunque lo ideal a nivel alimentario es llevar una dieta equilibrada y variada, existen alimentos que nos pueden […]

La salud cardiovascular es algo que debemos cuidar y que a menudo no se tiene suficientemente en cuenta, sobre todo en mujeres. Aunque lo ideal a nivel alimentario es llevar una dieta equilibrada y variada, existen alimentos que nos pueden ayudar por sus características nutricionales o funcionales.
 

LO QUE DEBES SABER…
 

corazón de sojaUna buena salud cardiovascular pasa por una alimentación variada rica en vegetales, con cantidades moderadas de alimentos de origen animal y específicamente un bajo contenido de grasas saturadas como las que podemos encontrar en lácteos enteros, carnes grasas y embutidos y un alto contenido en grasas poliinsaturadas y monoinsalturadas. Dentro de los ácidos grasos poliinsaturados debemos destacar los ácidos grasos omega 3 y los omega 6. Los omega 6 suelen abundar en los aceites vegetales, mientras que los omega 3 los podemos encontrar en pescados azules, mariscos, tofu, almendras, nueces, y algunos aceites vegetales como los de linaza, nuez y colza.

SOJA

Las legumbres son alimentos que contienen fundamentalmente hidratos de carbono de absorción lenta y además son ricos en fibra. La fibra favorece la salud cardiovascular a distintos niveles puesto que contribuye a tener niveles más bajos de colesterol en sangre y también al control de los picos de glucosa. Entre las legumbres con más fibra se encuentra la soja, que además contiene las conocidas isoflavonas con efectos positivos sobre la sintomatología que puede ocasionar la menopausia.

ALMENDRA

Aunque cuando pensamos en salud cardiovascular quizás el primer fruto seco que se nos ocurre es la nuez, no es el único aliado para nuestro corazón. Los esteroles vegetales o fitoesteroles son sustancias que contribuyen a la disminución del colesterol en sangre, entre otras cosas porque compiten con el colesterol en el momento de la absorción intestinal. Frutos secos como las almendras, y las nueces en menor cantidad, los contienen de forma natural. Por otra parte, los frutos secos en general son ricos en fibra y especialmente avellanas, almendras y piñones son muy ricos en vitamina E, con potente capacidad antioxidante que evita entre otras la oxidación lipídica. Además, las nueces son ricas en el preciado omega 3 al que se atribuyen efectos antiinflamatorios y capacidad para disminuir la hipertrigliceridemia. Los omega 3 parecen tener efectos positivos sobre el desarrollo embrionario cuando las embarazadas lo consumen de forma habitual, de todos modos faltan estudios.

SARDINA

El perfil lipídico de los pescados hace que representen un alimento muy interesante a nivel cardiovascular. Tanto como por su bajo contenido en ácidos grasos saturados como por la presencia de poliinsaturados y, en concreto, omega 3. Eso sí, debemos tener en cuenta que los pescados azules también contienen cantidades de contaminantes que no debemos menospreciar, por ello en general es preferible escoger pescados pequeños o relegar los de mayor tamaño a ingestas muy esporádicas. Las mujeres embarazadas y lactantes deben evitar especies como el atún rojo, el emperador, el pez espada, etc. Ejemplares de gran tamaño que llegan a acumular cantidades importantes de metales pesados y otros compuestos indeseables. La EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) considera saludable consumir semanalmente 1-2 raciones de pescado azul, y no más de 3-4.

LAS SEMILLAS DE LINO

Además de contener ácidos grasos omega 3 que ya hemos mencionado como un tipo de grasa cardiosaludable, las semillas de lino suponen una ayuda en el tránsito intestinal debido a su contenido en fibra. Así pues, para muchas mujeres que padecen este problema el lino puede suponer un aliado por varios motivos. Se pueden utilizar añadiéndolas a ensaladas, yogures, pan… Es preferible “machacarlas” antes con un mortero.

ACEITE DE OLIVA

aceite de olivaContiene ácidos grasos monoisaturados absolutamente imprescindibles para una alimentación adecuada especialmente a nivel coronario. El aceite de oliva, al que incluso llegamos a denominar oro líquido, tolera mejor las temperaturas que los aceites de semillas más ricos en grasas poliinsaturadas. Esto supone menor oxidación de las grasas y por ello un beneficio para la salud en general y el sistema cardiovascular en particular.

AJO

ajoAunque se considera posiblemente ineficaz para el tratamiento del colesterol elevado, sí se clasifica como posiblemente eficaz para el tratamiento de la hipertensión, uno de los factores de riesgo frente a problemas cardiovasculares. Su consumo puede ocasionar una disminución de la tensión arterial tanto en personas con hipertensión como en personas con tensión arterial correcta. Eso sí, faltan evidencias para poder considerarlo eficaz en la preeclampsia o presión arterial alta durante el embarazo.

KIWI

Ya hemos destacado que tanto la fibra como las vitaminas antioxidantes son nutrientes beneficiosos a nivel cardiovascular. Si buscamos frutas con estas características encontraremos varias como las naranjas y mandarinas, las fresas, pero posiblemente la fruta que mejor cumple con ambos requisitos es el kiwi, fruta muy rica en fibra que contribuye además al tránsito intestinal y, sin duda, una de las más ricas en vitamina C con alto poder antioxidante.

 

Descargar la guía… Cuídate, Corazón

 
La Fundación MAPFRE pone a tu disposición una guía que te ayudará ampliar toda esta información y aprender a prevenir la enfermedad cardiovascular y reconocer los síntomas de infarto.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mercè Gonzalo

Diplomada en Nutrición Humana y Dietética

Licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos

Nutricionista consultora de Advance Medical

 

Leer más
Alimentos para el corazón
5 ( 1 voto )
2018-06-10T19:13:28+00:002 noviembre, 2016|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE TECH S.A., como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

Alimentos para el corazón
5 ( 1 voto )
Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar