Microbiota vaginal y los probióticos

////Microbiota vaginal y los probióticos

Microbiota vaginal y los probióticos

La microbiota vaginal es el conjunto de microorganismos que viven en la vagina de las mujeres y que tienen un efecto beneficioso. Antiguamente se llamaba flora vaginal. El primer estudio microbiológico de la vagina lo publicó Döderlein en el año […]

La microbiota vaginal es el conjunto de microorganismos que viven en la vagina de las mujeres y que tienen un efecto beneficioso. Antiguamente se llamaba flora vaginal. El primer estudio microbiológico de la vagina lo publicó Döderlein en el año 1892 describiendo los lactobacilos y por ello también se les llama bacilos de Döderlein. Son unas bacterias alargadas, por ello son bacilos, y que producen ácido láctico, de ahí viene el nombre de lactobacilos.

LO QUE DEBES SABER…

 

  • Los lactobacilos presentes en la vagina de la mujer y que conforman la microbiota (flora) vaginal son beneficiosos al prevenir infecciones por microorganismos capaces de producirlas.
  • El estudio de la microbiota vaginal ha dado paso al tratamiento con probióticos, microorganismos vivos que, administrados en cantidades adecuadas, ejercen un efecto beneficioso para la salud.
  • En ginecología, los probióticos han demostrado ser efectivos como coadyuvantes en el tratamiento de las infecciones vaginales más frecuentes.

 

Bacterias beneficiosas para la microbiota vaginal

Se han descrito varios tipos de lactobacilos distintos en la vagina de la mujer. Estas bacterias son beneficiosas para la salud vaginal y en la mayoría de casos no tienen la capacidad de producir infecciones ya que para poder reproducirse rápidamente han perdido gran parte de su ADN y, entre las propiedades que han perdido, está la de invadir el organismo humano. Sólo en algunos casos de pacientes con enfermedades que producen una inmunodepresión muy importante o bien pacientes terminales se ha descrito algún caso de infección importante por lactobacilos.
Los lactobacilos son bacterias presentes sobretodo en la vagina de las mujeres en edad fértil. Durante la infancia y después de la menopausia la presencia de lactobacilos en la vagina es mucho menor. Se consideran microorganismos beneficiosos para la salud porque previenen de infecciones por microorganismos con potencial de producir infecciones. Esto lo hacen de dos formas distintas:

  • Las células de las paredes vaginales tienen unos receptores a los que se unen las bacterias como si fuera una llave a una cerradura. Los lactobacilos tienen en su superficie unas proteínas llamadas adhesinas que se unen a estos receptores de la mucosa de la vagina de forma que los microorganismos que producen infecciones no pueden unirse a ellos y así no pueden producir enfermedad, es una competencia por los receptores. La microbiota vaginal forma una película sobre la mucosa de la vagina que impide la unión de las bacterias nocivas.
  • Los lactobacilos se nutren de las reservas de glucosa que hay en las células de las paredes de lactobacillusla vagina, el glucógeno. Tienen un metabolismo fermentativo y, a partir del glucógeno, producen ácido láctico, de forma que disminuye el pH vaginal quedando en un pH entre 3,5 y 4. Este ambiente ácido destruye muchas de las bacterias que colonizan la vagina desde el tracto digestivo e impide las infecciones vaginales por ellas. Además, muchas infecciones de orina se producen por bacterias del tubo digestivo que pasan a la vagina y desde allí a la uretra y la vejiga de la orina. La presencia de lactobacilos destruye parte de estas bacterias que vienen del recto y disminuyen las infecciones de orina. Algunos lactobacilos además producen agua oxigenada que es un antiséptico porque daña el ADN de las bacterias nocivas.

Los lactobacilos en la vida de la mujer

Los lactobacilos son más frecuentes en las mujeres en edad fértil ya que los estrógenos que segregan los ovarios tienen efecto en la mucosa vaginal. Bajo el efecto de estas hormonas la mucosa de la vagina de la mujer fértil sufre un engrosamiento y un aumento de las reservas de glucosa en forma de glucógeno. En estas condiciones los lactobacilos se desarrollan mejor y colonizan la vagina. En la menopausia la mucosa se adelgaza y disminuye el nivel de glucógeno por lo que los lactobacilos disminuyen y son más frecuentes las infecciones por bacterias provienentes del tracto digestivo y las infecciones de orina. Por ello en las mujeres que tienen una atrofia vaginal y no tienen contraindicación para ello se recomienda hacer un tratamiento local con estrógenos.

Los probióticos

médico con una carpeta en la mano con la palabra probióticos escritaEl estudio de la microbiota vaginal ha dado paso al tratamiento con probióticos. Estos se definen como microorganismos vivos que, administrados en cantidades adecuadas, ejercen un efecto beneficioso para la salud. Deben diferenciarse de los prebióticos, que son compuestos no digeribles que estimulan la producción de microbiota autóctona. Es decir, que los probióticos son las bacterias directamente y los prebióticos el alimento de estas bacterias.
El primer intento de utilizar probióticos del que tenemos constancia es con Newman en 1915 cuando los inyectó en la vejiga de la orina para tratar la cistitis. Hasta hace pocos años no se conseguían buenos resultados con los tratamientos con probióticos porque no se hacía una correcta selección de las cepas a administrar. Se ha demostrado que los mejores resultados se consiguen con tratamientos que combinan diferentes cepas de probióticos.
En infecciones ginecológicas leves los probióticos pueden ser un tratamiento de elección, de forma que se disminuya el uso de antibióticos y se eviten las temidas resistencias y los efectos secundarios. Para ginecología se pueden hacer tratamientos vía oral en pastillas, que suelen durar unos 15-30 días o bien vía vaginal en óvulos que duran entre 5 y 15 días.

Su uso en ginecología

El uso de probióticos en los tratamientos ginecológicos está en alza y por ello se ha elaborado un consenso sobre el uso de probióticos en ginecología:

  • La microbiota autóctona ayuda a preservar la vagina de patologías infecciosas.
  • Los probióticos son efectivos como coadyuvantes en el tratamiento de las infecciones vaginales más frecuentes. De manera que:
  • Mejoran las tasas de curación de las infecciones vaginales
  • Disminuyen les recurrencias de la vaginosis bacteriana, la infección por bacterias más frecuente de la vagina
  • Disminuyen las recurrencias de las infecciones del tracto urinario.
  • Mejoran las tasas de curación de la vulvovaginitis candidiásica.

 

 

Dra. Inés Bombí

Especialista en Ginecología y Obstetricia

Médico consultor de Advance Medical

 

2018-06-10T17:57:09+02:0027 marzo, 2018|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.