2 Min de lectura | ¿Qué es? Es una enfermedad infecciosa poco frecuente pero muy grave causada por la bacteria Clostridium botulinum. Causas El Clostridium botulinum vive en el suelo y en las aguas no potables; produce esporas que sobreviven en los alimentos mal conservados […]

¿Qué es?

Es una enfermedad infecciosa poco frecuente pero muy grave causada por la bacteria Clostridium botulinum.

Causas

El Clostridium botulinum vive en el suelo y en las aguas no potables; produce esporas que sobreviven en los alimentos mal conservados o mal enlatados, donde generan una toxina. Al ingerirla, incluso cantidades pequeñísimas de esta toxina pueden provocar intoxicación grave.
 

Los alimentos que se contaminan con mayor frecuencia son las verduras enlatadas en casa, carne de cerdo y jamón curados, el pescado crudo o ahumado y la miel.
 

El botulismo también puede desarrollarse si la bacteria penetra a través de heridas y produce la toxina allí, como el tétanos.
 

El botulismo infantil ocurre cuando las bacterias vivas o sus esporas son ingeridas y crecen dentro del tracto gastrointestinal del bebé. Su causa más común la constituye la ingestión de miel.

Síntomas

Los síntomas aparecen entre las 8 y 36 horas después de comer los alimentos contaminados.
 

Los síntomas más frecuentes en el niño mayor son: dolor abdominal cólico, dificultad para respirar, hablar y tragar, sequedad de boca, náuseas, vómitos y parálisis muscular.
 

Es una enfermedad que no se acompaña de fiebre.
 

En el bebé lo más frecuencia es que aparezca estreñimiento, debilidad muscular, llanto débil, dificultad para la succión y dificultad respiratoria.
 

Se realizan exámenes de sangre para detectar la toxina y coprocultivos.

Tratamiento

El tratamiento se basa en la administración de la antitoxina botulínica. SI hay dificultad para tragar o dificultad respiratoria: se debe ingresar al niño y ayudarle a respirar mediante la ventilación mecánica y a comer mediante una sonda.
 

Con el tratamiento adecuado el niño puede superar la enfermedad.

 

 

Dra. Esther Martínez García

Especialista en Pediatría

Médico consultor de Advance Medical