< 1 Min El desarrollo de los huesos y articulaciones empieza en la vida intrauterina, en el embarazo y continua cuando el niño nace hasta que llega a la vida adulta. Hasta la semana sexta del embarazo el futuro hueso no es más […]

El desarrollo de los huesos y articulaciones empieza en la vida intrauterina, en el embarazo y continua cuando el niño nace hasta que llega a la vida adulta.


Hasta la semana sexta del embarazo el futuro hueso no es más que una masa de células mesenquimales.


A partir de este momento estas células se transformarán en cartílago. Progresivamente se irá calcificando hasta formar el hueso que todos conocemos.


No todo el hueso se calcifica, al nacer, quedan en forma de cartílago unas zonas que se llaman cartílagos de crecimiento que permiten al hueso crecer en longitud y grosor durante toda la infancia del niño.


Al llegar a la pubertad estos cartílagos de crecimiento se irán osificando hasta llegar a una maduración completa en la vida adulta y finalizando el crecimiento del individuo.


En el crecimiento y desarrollo del aparato osteoarticular intervienen varios factores:


  • Hormonas: la hormona de crecimiento, las hormonas tiroideas, los corticoides, la calcitonina y las hormonas sexuales

  • Vitamina D: ayuda a la calcificación del hueso

  • Vitamina C: ayuda al mantenimiento del cartílago

  • Una correcta nutrición



Dra. Esther Martínez García

Especialista en Pediatría

Médico consultor de Advance Medical