2 Min de lectura | ¿Qué es? Es la infección por un parásito llamado Leishmania y que se transmite por la picadura de un mosquito. Es una enfermedad que también puede afectar a los perros. Tipos y síntomas Existen dos tipos de Leishmaniosis: Cutánea Afecta […]

¿Qué es?

Es la infección por un parásito llamado Leishmania y que se transmite por la picadura de un mosquito. Es una enfermedad que también puede afectar a los perros.

Tipos y síntomas

Existen dos tipos de Leishmaniosis:


Cutánea


Afecta a la piel y las mucosas. En el lugar de la picadura del mosquito se produce una lesión roja y sobreelevada que puede durar semanas o meses hasta que cura por sí sola dejando una cicatriz muy prominente. Es típico que afecte a la cara.


Visceral


Afecta a todo el organismo y da los síntomas 2 meses o más tras la picadura del mosquito. Es más grave y puede producir la muerte del niño si no se trata. Las leishmanias dañan el sistema inmunitario del individuo. Los síntomas en los niños pueden ser poco específicos: vómitos, diarrea y fiebre muy prolongados (más de dos semanas). Los niños están fatigados y pueden perder peso. Afecta principalmente a órganos como el bazo, hígado, ganglios y médula ósea.

Diagnóstico

Para diagnosticar esta enfermedad son necesarias varias pruebas: analíticas, serologías y biopsia de médula ósea, piel o ganglios.

Tratamiento

Existe tratamiento eficaz para tratar la leishmania. Es un tratamiento fuerte con bastantes efectos secundarios.


En algunos casos de leishmaniosis visceral puede ser necesaria la extirpación del bazo (esplenectomía).

Prevención

La mejor prevención es mantener sanos a los perros que son los portadores de leishmania y evitando la picadura del mosquito que transmite la enfermedad del perro al hombre.


No hay vacunas para prevenir la leishmaniasis.



Dra. Esther Martínez García

Especialista en Pediatría

Médico consultor de Advance Medical