2 Min de lectura | El Ibuprofeno es uno de los medicamentos más comunes que se usan para aliviar el dolor y bajar la fiebre.

¿Qué es?

El ibuprofeno es un medicamento que se utiliza para calmar el dolor (analgésico), la inflamación (antiinflamatorio) y la fiebre (antitérmico). Es una de las causas más frecuentes de intoxicación medicamentosa en la infancia por su gran uso. Los efectos graves por sobredosis son raros y ocurren en menos del 0.3% de los casos. Los efectos graves se observan en los niños que ingieren 400 mg por kilo de peso.

Causa de intoxicación por ibuprofeno

La intoxicación es debida a la ingestión accidental de ibuprofeno, normalmente en forma de jarabe y por parte del niño (de aquí la importancia de nunca dejar al alcance del niño las medicinas). Esto mismo les suele suceder a los niños con plantas tóxicas u otras sustancias nocivas.

Síntomas de la intoxicación

Los síntomas empiezan 4 horas tras la ingestión y se resuelven en un día. Lo más frecuente es la aparición de clínica gastrointestinal: náuseas, vómitos y dolor de barriga. También se puede manifestar somnolencia y letargia. Otros síntomas más raros pueden ser la visión doble (diploplia), dolor de cabeza, nistagmo y acúfenos. En los casos más graves puede producir acidosis metabólica y daño renal.

Tratamiento

Es fundamental acudir a un centro sanitario para monitorizar al niño y controlar la función renal. Un buen soporte es fundamental ya que no existe antídoto. Recuerda que los seguros de MAPFRE Salud cuentan con un servicio de Orientación Médica 24 horas donde te podrán resolver cualquier duda que tengas sobre la salud de tus hijos.

Nota importante: nunca hay que dejar los medicamentos al alcance de los niños.

 

Dra. Esther Martínez García

Especialista en Pediatría

Médico consultor de Advance Medical