Es necesario que verifique su email para continuar. Por favor, revise su bandeja de entrada
Su email se ha verificado correctamente
Validación de email incorrecta
Su perfil se ha guardado correctamente
La dirección de correo electrónico ya está registrada. Debe asociar la cuenta desde su perfil.
Cuentas enlazadas correctamente.
No ha sido posible enlazar las cuentas.
 

Prepara ya la operación verano

///Prepara ya la operación verano

Prepara ya la operación verano

Se acerca el buen tiempo y con él poco a poco vamos prescindiendo de abrigos, bufandas y jerséis gruesos, dejando paso a ropa más ligera que marca la silueta. ¿Y cómo está después de todo el invierno? Si durante estos […]

Se acerca el buen tiempo y con él poco a poco vamos prescindiendo de abrigos, bufandas y jerséis gruesos, dejando paso a ropa más ligera que marca la silueta. ¿Y cómo está después de todo el invierno? Si durante estos meses hemos acumulado unos kilos de más, es frecuente que nos planteemos perderlos antes de llegar a las vacaciones estivales.

 

LO QUE DEBES SABER

Consejos generales

  • Pensar más allá de la dieta: adelgazar no debería ser nunca tener el propósito de realizar durante una temporada una dieta estricta y una vez hemos logrado el peso propuesto o nos hemos aburrido de ella, volver a comer como antes. Con ello sólo estamos favoreciendo mantener una lucha año tras año con la alimentación y nuestro cuerpo. Además por lo general, cada año que pasa cuesta más de vencer la batalla.
  • Cambiar de hábitos: debemos plantearnos una modificación permanente de nuestros hábitos, normalmente tanto alimentarios como deportivos, con la finalidad de establecernos lentamente en un peso adecuado para nuestra salud.
  • Evitar compararse: no debemos compararnos con otras personas, pues el gasto energético depende de muchos factores, el peso, la edad, el sexo, el ritmo de vida, el deporte que realicemos, etc. Con la ingesta con que una persona pierde peso otra puede engordar. Incluso personas parecidas, con hábitos similares y siguiendo la misma pauta de alimentación pueden ganar o perder peso a distinto ritmo.
  • Nutrición Salud. Reportajes. Prepara ya la operación veranoIncluir el ejercicio: si nos hemos habituado a consumir una cantidad de alimentos demasiado elevada para nuestro gasto energético, trataremos de ir equilibrando la balanza poco a poco. En la medida de lo posible aumentaremos el ejercicio para aumentar el consumo calórico. Además, la práctica deportiva habitual contribuye a mejorar el resultado de las dietas de adelgazamiento y, una vez conseguido el peso, debemos continuar con ella para mantenernos en el peso deseado.

Consejos de alimentación

  • Reducir calorías y cantidades: los principales errores alimentarios que provocan que una persona tenga un peso superior al deseado son la elección de una alimentación demasiado calórica, al escoger alimentos y/o formas de cocción muy energéticas, y el consumo de cantidades excesivas de alimento. A veces, ambos factores coinciden. Si el problema es el tipo de alimentos que se escogen, debemos tener en consideración cuales son los más calóricos para destinarlos únicamente a un consumo ocasional. Entre estos alimentos encontramos la pastelería y la bollería, los embutidos y carnes grasas, los productos de snack, los lácteos enteros, etc.
  • Cocciones ligeras: cuando lo que sucede es que se cocinan los alimentos de forma inadecuada ya que se realizan preparaciones calóricas demasiado a menudo debemos tener en cuenta que las cocciones habituales deben ser las más simples y menos calóricas como: el vapor, el papillote, el hervido, el microondas, el horno con poca grasa añadida, el salteado, la plancha, la brasa, la parrilla. Todas ellas sin añadir salsas grasas o un exceso de aliño. Por el contrario debemos evitar freír, rebozar, empanar, sofreír y utilizar cremas o salsas a base de lácteos enteros o mantecas u otros alimentos muy grasos.
  • Alimentos saciantes: escogeremos alimentos que nos proporcionen altos niveles de saciedad pero de lo contrario nos aporten pocas calorías, eso lo conseguimos con vegetales frescos, tanto frutas como verduras y especialmente con las ensaladas vegetales que nos proporcionan un gran volumen de ingesta con pocas calorías. También nos ofrecen mayor saciedad los alimentos integrales, pan, arroz, pasta, etc., que sus homólogos refinados. Poco a poco nos debemos ir acostumbrando a realizar ingestas menos abundantes, y para sobrellevarlo mejor nos debemos obligar a hacer las aconsejables cinco comidas al día, de esta forma nunca pasamos muchas horas sin comer y no debemos realizar comidas tan copiosas.
  • Comer sin prisas: es importante dedicar el tiempo necesario a comer, masticando bien los alimentos y preferiblemente en un ambiente relajado, agradable y tranquilo. De esta forma logramos ingerir los alimentos más despacio y generar la sensación de saciedad en el momento oportuno, no demasiado tarde cuando por comer muy deprisa ya hemos consumido más de lo que necesitamos.
HUYE DE LAS DIETAS MILAGRO

 

Cada año surgen las famosas dietas que nos ofrecen beneficios sin apenas esfuerzo y con resultados a corto plazo. Sin duda, se trata de dietas milagro de las que debemos huir para conservar nuestra salud y que año tras año no nos resulte más costoso mantenernos es un peso adecuado.
Podemos clasificar una dieta como dieta milagro si prohíbe algún grupo de alimentos, tiene listados sobre alimentos buenos y malos, identificamos en ellas afirmaciones que contradicen a la comunidad científica como “evitar la fruta”, vende productos exclusivos de la dieta etc.

 

 

ALIMENTOS AUTORIZADOS O A LIMITAR

 

ESCOGER MODERAR
Verduras: nos proporcionan sobre todo agua, vitaminas, minerales y fibra. Aportan saciedad con muy pocas calorías. Lácteos enteros: nata, crema de leche, quesos grasos, leche y yogures enteros… son productos que debemos evitar y substituir por desnatados o bajos en grasa.
Frutas: Fuente de agua, azúcares, vitaminas, minerales y fibra. Proporcionan sensación de saciedad y, por lo general, no son muy calóricas. Bollería, pastelería y galletas: son ricos en grasas y azúcares, generalmente muy calóricos y que por tanto se deben reservar a ocasiones especiales esporádicas.
Pescado blanco y azul: el pescado aporta proteínas, minerales y en el caso del azul ácidos grasos cardiosaludables. Embutidos y carnes grasas: chorizo, salami, mortadela, carne de cordero, bacón, etc. Todos ellos productos grasos poco aconsejables.
Carnes blancas y rojas magras: las carnes también proporcionan proteínas y minerales, el perfil lipídico no acostumbra a ser tan bueno como el del pescado por eso debemos escoger cortes magros. Bebidas refrescantes y alcohólicas: en un caso el azúcar y en otro el alcohol y en ocasiones también el azúcar nos proporcionan una forma rápida y casi imperceptible de consumir gran cantidad de calorías.
Marisco: por lo general no es muy calórico, si se consume a la plancha o al vapor puede ser una buena opción, también como fuente de proteínas. Salsas grasas: bechamel, mayonesa, carbonara… aderezos a base de mantecas, nata o crema de leche son muy ricas en calorías y se deben sustituir por aliños ligeros, especias, hierbas aromáticas…
Farináceos: mejor integrales, nos saciarán más y contienen más minerales y vitaminas. Snacks: patatas fritas, aceitunas, chicharrones, frutos secos fritos… Son productos calóricos y de los que es difícil consumir una pequeña cantidad. Por tanto, debemos controlar su consumo.
Lácteos desnatados: las grasas lácteas son poco aconsejables por lo que siempre son preferibles los productos desnatados.

EJEMPLOS DE MENÚS BAJOS EN CALORÍAS

Desayuno -Café con leche desnatada
-Pan integral
(Ej. Unos 50g)
-Pechuga de pavo (Ej. 2 lonchas)
-Un vaso de leche desnatada
-Cereales del desayuno no azucarados (Ej. copos de trigo)
-Uvas pasas en cantidad moderada
-Café con leche desnatada
-Pan integral (Ej. Unos 50g)
-Terrina individual de queso fresco
-Un vaso de leche desnatada
-Cereales del desayuno no azucarados (Ej. Arroz hinchado)
-Una pieza de fruta
-Café con leche desnatada
-Pan integral (Ej. Unos 50g)
-Jamón curado (Ej. 2 Lonchas)
-Un vaso de leche desnatada
-Cereales del desayuno no azucarados (Ej. copos de trigo)
-4 Nueces
-Yogur desnatado
-Muesli no azucarado
-Frutos secos
en cantidad moderada
-Una pieza
de fruta
Media mañana Una ración de fruta (Ej. Una manzana) Una ración de fruta (Ej. Dos mandarinas) Una ración de fruta (Ej. Uno o dos kiwis) 1 o 2 rollitos de jamón cocido y queso bajo en grasa Una ración de fruta (Ej. Una pera) Una ración de fruta (Ej. Un cuenco de fresas) Una Terrina individual de queso fresco
Almuerzo -Ensalada de pasta
-Filete magro de ternera a la plancha con romero
-Una pieza de fruta (Ej. Una naranja)
-Verdura al vapor con una patata mediana (Ej. Acelgas o espinacas o judías verdes al vapor con una patata mediana)
-Filete magro de pollo al limón
-Una pieza de fruta (Ej. Una pera)
-Ensalada verde con maíz
-Salmón a la plancha con tomate al natural
-Un lácteo desnatado
-Salteado de verduras con fideos
-Conejo a la parrilla con ajo y perejil
-Una pieza de fruta (Ej. Dos o tres ciruelas)
-Ensalada verde variada
-Legumbres con verduras y pedacitos de jamón serrano magro
-Una pieza de fruta (Ej. Dos mandarinas)
-Vegetales a la brasa (Ej. Alcachofas o berenjena o pimiento)
-Muslo de pavo al horno con una patata mediana
-Un lácteo desnatado
-Zumo de tomate o gazpacho
-Arroz con marisco
-Una pieza de fruta
(Ej. Una manzana)
Merienda -Un lácteo desnatado (Ej. -Un yogur desnatado)
-4 nueces
-Un lácteo desnatado (Ej. Un yogur desnatado)
-4 palitos integrales
-Un lácteo desnatado (Ej. Un yogur desnatado)
-4 almendras
-Un lácteo desnatado (Ej. Un yogur desnatado)
-Fruta fresca (Ej. Un cuenco de fresas)
-Un lácteo desnatado (Ej. Terrina individual de queso fresco)
-4 nueces
-Un lácteo desnatado (Ej. Un yogur desnatado)
4 avellanas
-Un lácteo desnatado
(Ej. Un yogur desnatado)
-Fruta fresca
(Ej. Un plátano)
Cena -Una crema de verduras con un huevo duro rallado
-Un lácteo desnatado
-Ensalada verde (Ej. Canónigos tomate, zanahoria y rabanitos)
-Merluza a la plancha con tomillo
-Un lácteo desnatado
-Sopa vegetal con sémola o fideos
-Tortilla a la francesa
-Una pieza de fruta (Ej. Una manzana)
-Un tomate grande aliñado
-Salteado de verduras con virutas de pollo
-Un lácteo desnatado
-Parrillada de verduras
-Sardinas a la parrilla
-Un lácteo desnatado
-Ensalada verde con frutos secos y atún al natural
-Una pieza de fruta (Ej. Una pera)
-Caldo vegetal
Una tostada de pan integral
-2 Lonchas de pechuga de pavo
-Un lácteo desnatado

Ésta es una pauta-guía general que se debe modificar según las necesidades personales y que muestra una referencia a la hora de elaborar nuestros menús. Deben tenerse en cuenta los siguientes consejos:

  • La ración de arroz, pasta y legumbres (lentejas, alubias, garbanzos, guisantes) es de unos 80 g en crudo.
  • La ración de carnes y pescados se considera de unos 150 g.
  • En ensaladas y verduras las cantidades son más libres pero se aconseja vigilar con los aliños. La grasa de elección ha de ser el aceite de oliva, tanto para cocinar como en crudo, pero a razón de cuatro cucharadas al día como máximo.
  • Estas cantidades son orientativas y variarán en función de la persona, la actividad física…

 
 
Mercè Gonzalo

Especialista en Nutrición y Dietética

Nutricionista consultora de Advance Medical

 

Leer más
Prepara ya la operación verano
Valora este artículo
2018-06-10T19:12:29+00:003 noviembre, 2016|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE TECH S.A., como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

Prepara ya la operación verano
Valora este artículo
Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar