2 Min de lectura | ¿Qué es? Es la infección del recién nacido por el virus de la Hepatitis B (VHB). El bebé se puede contagiar cuando está dentro del útero (a través del paso del virus por la placenta) o bien durante el parto […]

¿Qué es?

Es la infección del recién nacido por el virus de la Hepatitis B (VHB). El bebé se puede contagiar cuando está dentro del útero (a través del paso del virus por la placenta) o bien durante el parto (es el mecanismo más frecuente).

Síntomas

Los síntomas al nacer son muy leves: ictericia y afectación de la función del hígado (en la analítica de sangre se observa un aumento de las transaminasas, que son enzimas hepáticas).

 

El problema de estos recién nacidos es que, si llegan a la edad adulta siendo portadores del virus de la hepatitis B pueden desarrollar problemas mucho más graves como la cirrosis o cáncer de hígado.

 

Durante el embarazo el VHB no causa ningún otro problema al feto.

Diagnóstico

A todas las embarazadas se les realiza una analítica durante el embarazo para detectar si presentan infección aguda o crónica del virus de la hepatitis B. De esta manera, se pueden tomar las precauciones oportunas cuando el bebé nazca.

 

Si no se dan los cuidados adecuados al neonato la probabilidad de transmitirle la infección es muy alta.

Prevención y tratamiento

Los hijos de madre portadora de la Hepatitis B han de recibir, durante las primeras 12 horas de vida, la vacuna contra el VHB y una dosis de inmunoglobulina específica contra el virus (les ayuda a combatir la infección). Se ha de completar al vacunación con dos dosis más que se administran en el plazo de seis meses (en total el bebé recibe tres dosis de vacuna).

 

Las madres portadoras del virus de la hepatitis B pueden amamantar a sus bebés si lo desean.

 
 
Dra. Esther Martínez García

Especialista en Pediatría

Médico consultor de Advance Medical