3 Min de lectura | Una balanitis es la inflamación del glande, el prepucio y el surco balanoprepucial. Los orígenes de las balanitis pueden ser múltiples, especialmente de causa infecciosa o irritativa. Cuando la balanitis es debida a una infección por una bacteria se denomina balanitis bacteriana.

¿Cómo se produce una balanitis?

Existen diversos factores que pueden predisponer a padecer una infección del glande (balanitis) o bien del glande y el prepucio (balanopostitis), a saber, la irritación por restos de orina o esperma, la fricción por la ropa o el acto sexual, los penes no circuncidados y la ausencia de higiene.

La humedad es un factor que favorece el crecimiento no sólo de bacterias sino también de hongos como la candidiasis, que suelen ser causa de balanitis con mayor frecuencia que las bacterias. Otros factores de riesgo son la diabetes mellitus, el síndrome de Reiter o el liquen escleroatrófico.

Las principales bacterias que causan balanitis son los estreptococos, seguidos en menor frecuencia por S. aureus, Klebsiella spp, Gardnerella vaginalis y algunos anaerobios.

Síntomas de la balanitis

Los principales síntomas de la balanitis son la irritación e inflamación del glande, que aparece rojo y eritematoso.

En ocasiones no se afecta todo el glande sino que se produce una lesión roja, húmeda y dolorosa. Los bordes suelen estar mal definidos y frecuentemente se da maceración y supuración. En casos avanzados o por anaerobios puede haber ulceración.

Diagnóstico

El diagnóstico se basa en la exploración del paciente, visualizando la lesión en el glande, el prepucio o el surco balanoprepucial. Se debe tomar una muestra del exudado si lo hay para realizar un cultivo. Una balanitis de repetición sin antecedentes de contacto sexual de riesgo puede indicar que su origen sea irritativo.

Tratamiento

El tratamiento se basará en el uso de cremas de antibióticos asociadas o no a corticoides; en cualquier caso, los corticoides tópicos deben usarse solamente durante poco tiempo. Sólo en casos avanzados será necesario el uso de antibióticos orales.

Es esencial una correcta higiene de la zona afectada y procurar que no quede húmeda.

Medidas preventivas

La mejor medida preventiva contra las balanitis es mantener una correcta higiene de la zona y tomar medidas de precaución durante las relaciones sexuales.
En casos de balanitis de repetición podría plantearse la postectomía como tratamiento preventivo.

Sobre la balanitis xerótica obliterans

Es una enfermedad inflamatoria crónica que afecta al glande, prepucio y al final de la uretra (meato uretral) de causa desconocida. Suele asociarse a pacientes diabéticos y puede precisar de cirugía correctora por que produce frecuentemente estrecheces en el meato uretral produciendo dificultad para orinar, así como fimosis.

En los casos leves pueden mejorar con cremas tópicas con corticoides. Requiere de controles estrictos por que se han descrito casos de degeneración maligna. El diagnóstico es tras el estudio anatomopatológico al extirpar parte del tejido lesionado.

Lo que debes saber…

  • Existen diversos factores que pueden predisponer a padecer una infección del glande: la irritación por restos de orina o esperma, la fricción por la ropa o el acto sexual, los penes no circuncidados y la ausencia de higiene.
  • Los principales síntomas de la balanitis son la irritación e inflamación del glande, que aparece rojo y eritematoso.
  • La mejor medida preventiva contra las balanitis es mantener una correcta higiene de la zona y tomar medidas de precaución durante las relaciones sexuales.

 

Dr. David Cañadas Bustos
Especialista en Medicina General
Médico consultor de Advance Medical