Es necesario que verifique su email para continuar. Por favor, revise su bandeja de entrada
Su email se ha verificado correctamente
Validación de email incorrecta
Su perfil se ha guardado correctamente
La dirección de correo electrónico ya está registrada. Debe asociar la cuenta desde su perfil.
Cuentas enlazadas correctamente.
No ha sido posible enlazar las cuentas.
 

Síndrome de asperger

Síndrome de asperger

El síndrome de Asperger es una entidad que forma parte del llamado trastorno del espectro autista que fue descrito por primera vez en 1943 por el psiquiatra austríaco Hans Asperger. Pese a formar parte de los trastornos de tipo autista […]

El síndrome de Asperger es una entidad que forma parte del llamado trastorno del espectro autista que fue descrito por primera vez en 1943 por el psiquiatra austríaco Hans Asperger. Pese a formar parte de los trastornos de tipo autista las personas con síndrome de Asperger no presentan retraso a nivel cognitivo ni del habla. Característicamente estas personas presentan dificultades para la interacción social y su interés suele centrarse en campos del conocimiento muy concretos y restringidos.
 

LO QUE DEBES SABER…

En qué consiste

Se calcula que el síndrome de Asperger afecta a unas 26 personas por cada 100.000 habitantes. No se conoce cuál es la causa de este síndrome. Se postula que existe una predisposición familiar, pero no se ha detectado ningún gen o genes en concreto que vayan asociados a la presencia de este trastorno. Síndrome AspergerSe producen alteraciones a nivel de conexiones cerebrales complejas que desembocan en una incapacidad para la empatía, cosa que dificulta enormemente la interacción social de estas personas.

 

Se trata de un trastorno generalizado del desarrollo y suele diagnosticarse a edades tempranas, entre los 4 y los 11 años de edad. Muchos niños con síndrome de Asperger son inicialmente mal diagnosticados como pacientes con un trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH). Menos casos se diagnostican en la edad adulta y entonces es importante establecer un diagnóstico diferencial con otros trastornos como el TDAH, la esquizofrenia, el trastorno obsesivo compulsivo, la depresión o el trastorno bipolar. Tanto en menores como en adultos es importante realizar un correcto y exhaustivo estudio neurológico y psicológico. Cabe decir que el 65% de las personas con síndrome de Asperger presentan a la vez cuadros de depresión con o sin trastorno de ansiedad asociado. Es muy habitual que presenten también trastornos del sueño, como insomnio o despertar precoz.

Cómo se manifiesta

Las personas con síndrome de Asperger, como ya se ha dicho, tienen un nivel de inteligencia normal y su lenguaje se desarrolla con normalidad. De hecho, es característico de estos que tengan una gran riqueza de vocabulario y se expresen con cierta pomposidad. La manera de hablar de las personas con síndrome de Asperger suele ser monocorde, con una voz monótona y con frecuencia con un volumen excesivamente alto o bajo. La prosodia normal de la comunicación verbal se ve alterada y pasan abruptamente de un tema a otro. Pese a una riqueza de vocabulario estas persones tienen un déficit pragmático, pues no son capaces de detectar aquello que se escape del sentido literal de las palabras, de manera que matices como la entonación, la ironía, el sarcasmo o las metáforas escapan a su entendimiento, lo cual dificulta la comunicación.
 
Síndrome AspergerAsimismo, estas personas no son capaces de sentir empatía hacia otras personas, de manera que no saben interpretar correctamente los gestos y la mímica facial de sus interlocutores; la comunicación no verbal no les aporta información y a veces pueden decir cosas completamente fuera de lugar dentro de un determinado contexto social, lo cual les puede hacer parecer maleducados, egocéntricos y con escasas habilidades sociales. Con frecuencia no son capaces de identificar y expresar sus emociones (alexitimia), aunque eso no implica que sean insensibles. Son capaces de reconocer emociones como alegría, tristeza, ira o miedo, pero pueden no comprender emociones más complejas.
 
Con frecuencia evitan el contacto visual, lo cual dificulta aún más que se acostumbren a observar los rostros de las personas e interpretarlos. Sin embargo, cuando son conscientes de la importancia del contacto visual, muchas veces lo ejercen inadecuadamente, mirando fijamente a las personas o buscando la mirada de sus interlocutores de manera forzada.
 
La inteligencia de las personas con síndrome de Asperger es normal y con mucha frecuencia suelen mostrar un interés desmesurado por un campo acotado y reducido del conocimiento. Es común que presenten una gran capacidad de razonamiento y de concentración, mucha memoria para aquello que les interesa, una actitud perfeccionista en la adquisición del conocimiento y una estricto sentido del orden y el método, características las cuales permiten que muchas de estas personas sean capaces de desarrollar trabajos productivos de manera más que eficaz dentro del campo que les interesa.
 
Con frecuencia estos conocimientos comportan una recolección de datos muy extensa y precisa, especialmente información numérica, sin que en ocasiones muestren un apasionamiento por el tema en concreto. Por ejemplo, pueden conocer cientos de datos sobre aparatos fotográficos sin que les interese para nada la fotografía en sí, el resultado y su vertiente artística.
 
Estos intereses tan acotados y particulares hacen que con frecuencia los niños con síndrome de Asperger no se concentren en la escuela al tener que prestar atención a algo que ellos no han elegido. En el caso de los adultos, esto puede dificultar sobremanera los estudios superiores, la inserción laboral o las relaciones de pareja.
 
Por otro lado, las personas con síndrome de Asperger suelen tener una rutina muy rígida y sistematizada, con una serie de actos ritualizados que no permiten cambio alguno. Intentar modificar de algún modo estas conductas puede desencadenar un estado de ansiedad e incomprensión de estas personas; en niños es frecuente que esto se exprese en forma de llantos, gritos y rabietas, o que se retraigan sobre sí mismos.

Diagnóstico

Síndrome AspergerEl diagnóstico se basará en un estudio neuropsicológico donde se descarten otras patologías y se objetiven un deterioro de la actividad social, los rasgos propios de este síndrome como la incapacidad de comprender más allá del lenguaje literal, la falta de empatía, los comportamientos repetitivos y los intereses o actividades muy acotados, junto con una ausencia de retraso lingüístico o cognitivo.

Tratamiento

El síndrome de Asperger no tiene tratamiento pero se debe realizar terapia psicológica con ellos para poder entrenar dentro de lo posible las habilidades sociales de estas personas y aprender a manejar la ansiedad. En ocasiones el uso de algunos fármacos antipsicóticos o inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS) puede ayudar a disminuir las conductas repetitivas.
 
Ante la sospecha de un niño o un adulto con síndrome de Asperger es esencial buscar ayuda de un equipo de expertos para poder hacer frente a la situación por el bien tanto de la persona con el trastorno como de su entorno inmediato, familiares y amigos.

 
 
Dr. David Cañadas Bustos

Especialista en Medicina General

Médico consultor de Advance Medical

 

Leer más
Síndrome de asperger
Valora este artículo
2018-06-10T19:16:28+00:002 noviembre, 2016|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE TECH S.A., como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

Síndrome de asperger
Valora este artículo
Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar