Salud Familiar | Niño | Nutrición |

Dieta infantil: consecuencias de eliminar el gluten o los lácteos

Publicado por

Valora este artículo

dieta-infantil

En la actualidad las modas tienen una gran influencia en los hábitos de las personas y por ello también en los hábitos alimentarios. En los últimos años existe una tendencia en aumento a eliminar de la dieta infantil el gluten y los lácteos . Los motivos son diversos, desde tomar la decisión por una creencia personal (veganismo, vegetarianismo, religión…), para solventar hipotéticos problemas digestivos, para llevar “una vida más sana”…

 

LO QUE DEBES SABER…

 

  • Excluir ciertos alimentos en los niños, en pleno desarrollo corporal, puede tener consecuencias negativas para la salud.
  • El principal problema de eliminar el gluten de la dieta sin un diagnóstico previo es precisamente detectar si existe un problema real.
  • Los lácteos son la principal fuente de calcio, mineral importantísimo en el desarrollo de los huesos cuya deficiencia puede provocar problemas de crecimiento.

 

Sea el motivo que sea, antes de poner en práctica el cambio de alimentación es muy importante ser conocedor de los beneficios o los perjuicios que conlleva seguir dietas excluyentes, y más aún, si este tipo de dieta se aplican en los más pequeños de la casa.

Cabe destacar que si existe una alergia o una intolerancia a dichos alimentos es obvio que deben eliminarse de la dieta, pero de no ser así, si la decisión es sin un motivo médico, es muy recomendable asesorarse por parte de profesionales cualificados que sepan informarnos y enseñarnos a planificar la dieta de manera correcta.

La exclusión de ciertos alimentos en los niños, los cuales se encuentran en pleno desarrollo, puede tener consecuencias negativas para la salud.

 

¿Qué consecuencias puede provocar en los niños eliminar los lácteos?

Los lácteos son la principal fuente de calcio, mineral importantísimo en el desarrollo de los huesos cuya deficiencia puede provocar problemas de crecimiento.lácteos

La cantidad de calcio que contiene la leche es difícil de sustituir. Existen alimentos de origen
vegetal que son una buena fuente de calcio, pero debe tenerse en cuenta su biodisponibilidad, es decir la facilidad de absorción.

Los alimentos vegetales ricos en calcio, como algunas verduras (brócoli, col, col rizada, berza…), algunas legumbres (soja, judía blanca y negra) o los frutos secos (sobre todo las almendras) son ricos en fitatos, los cuales reducen la absorción de calcio, por lo que aun teniendo grandes cantidades de este mineral, su absorción puede ser baja. Para que esto no ocurra deben seguirse técnicas de preparación o cocción que desactiva el ácido fítico y así mejorar su biodisponibilidad. Una larga cocción en cereales o el remojo de varias horas de las legumbres favorecen su desactivación.

En el caso de obtener el calcio de las semillas, como por ejemplo el sésamo, no deben tomarse enteras sino machacarse en un mortero o con un molinillo de café para poder absorber adecuadamente el calcio de su interior. El consumo de verduras ricas en calcio debe separarse de otros alimentos ricos en oxalatos. Por tanto, si se realiza correctamente puede que no exista déficit, pero deben tenerse en cuenta todas estas recomendaciones, imposibles de seguir si las desconoces.

Cabe destacar que si los valores de vitamina D no son adecuados, la absorción de calcio no será correcta. Según la Sociedad Española de Investigación Ósea y metabolismo Mineral (SEIOMM) el 30% de los jóvenes españoles no alcanza los niveles óptimos de vitamina D, por lo que es muy importante la exposición solar e al menos 15 minutos diarios,  ya que la vitamina D se activa con la exposición solar y tener en cuenta los alimentos ricos en vitamina D: huevos, lácteos, pescado azul y también alimentos enriquecidos como los cereales. Si se decide eliminar los lácteos de la dieta, sobre todo de los más pequeños, debe controlarse los niveles en sangre de vitamina D, en el caso de ser deficientes será necesario suplementar.

 

¿Y eliminar el gluten?

glutenDebe quedar claro que eliminar el gluten de la dieta no empeora la salud, pero el gluten está presente en muchos cereales: trigo, avena, cebada, centeno, espelta, etc. base de nuestra alimentación. Si dichos alimentos son sustituidos de manera correcta por otros (arroz, patata, legumbres, etc.) en el contexto de una alimentación variada no conlleva demasiado problema. Debe evitarse caer en dietas monótonas y aburridas, y sobre todo incluir las legumbres en la alimentación. Existen alimentos sustitutos como pasta, pan o cereales sin gluten, aunque sus precios duplican o triplican el de sus homólogos con gluten.

El principal problema de eliminar el gluten de la dieta sin un diagnóstico previo es precisamente detectar si existe un problema real. La única manera de saber si se es celíaco es mediante la exposición a dicho alimento.

 

Resumiendo…

La paradoja de realizar una dieta excluyente por seguir una dieta más sana puede provocar problemas de salud si no se realiza de manera correcta. Por ello e importante saber asesorarse por un profesional cualificado ya que existen un sinfín de falsos profesionales que promueven una “vida sana” sin saber siquiera las consecuencias que puede acarrear. Por lo que antes de hacer cambios drásticos sobre todo en los más pequeños de la casa, selecciona la información, contrástala o incluso consulta a pediatras y/o nutricionistas. Los Seguros de MAPFRE Salud cuentan con un amplio cuadro médico especializado en nutrición. !Infórmate!

 

 

 

Mónica Carreira

Diplomada en Nutrición Humana y Dietética

Máster en Nutrición pediátrica

Nutricionista consultor de Advance Medical

 

Comparte el artículo:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+EmailWhatsApp

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre