Lesiones más frecuentes en un triatlón

///Lesiones más frecuentes en un triatlón

Lesiones más frecuentes en un triatlón

El triatlón es un deporte relativamente joven que ha sido acogido con mucha popularidad a nivel nacional e internacional y que, al mismo tiempo, también se relaciona con una alta incidencia de lesiones.

El triatlón es considerado uno de los deportes más exigentes que existen hoy en día ya que se expone al cuerpo a entrenamientos muy rigurosos y de intensidades altas. La implantación de hábitos saludables, como una buena alimentación y un cuidado físico como la fisioterapia, son primordiales para minimizar el impacto de dicha práctica deportiva sobre nuestro organismo y prevenir y reducir así la aparición de lesiones.

Son muchas las personas que durante los últimos años se han animado practicar este deporte individual y de gran resistencia que reúne tres disciplinas; natación, ciclismo y carrera a pie.

¿Cuáles son las lesiones de triatlón más frecuentes?

Las lesiones secundarias de la práctica deportiva del triatlón suelen ser de carácter agudo. Estas pueden ocurrir de forma repentina y se relacionan con una causa definida como por ejemplo un gesto brusco o un traumatismo directo. También pueden desarrollarse de forma gradual por la acumulación de cargas repetitivas a lo largo del tiempo, llamados microtraumatismos. No obstante, los mecanismos lesivos más abundantes registrados en el mundo del triatlón son traumatismos directos por caídas en bicicleta y tendinopatías por sobreuso. A continuación, detallaremos todas las lesiones de triatlón que pueden producirse:

  • Tendinitis del manguito de los rotadores: inflamación de los tendones de la musculatura coaptadora y rotadora del hombro. Frecuente en nadadores.
  • Síndrome de la cintilla iliotibial: inflamación de la cintilla iliotibial por sobreuso. Frecuente en corredores o ciclistas.
  • Tendinopatía rotuliana: inflamación de los tendones por sobrecarga. Los más susceptibles suelen ser el tendón rotuliano de la rodilla, flexores de cadera, aductores, tendón de Aquiles….
  • Periostitis tibial: inflamación de la parte más superficial del hueso tibial por una tracción prolongada de la musculatura que se inserta en éste (gemelos, sóleo y tibial anterior). Es una lesión típica de los corredores.
  • Fascitis plantar: inflamación de la membrana de la planta del pie que se une con el tendón de Aquiles y forma parte del arco plantar.
  • Distensiones musculares y roturas fibrilares: un sobreestiramiento de las fibras puede provocar un desgarro o rotura parcial de las fibras del músculo.
  • Contractura muscular: sobrecarga muscular debido a esfuerzos prolongados y falta de estiramiento y liberación de la musculatura después del entrenamiento.
  • Lumbalgia/cervicalgia: dolor en la parte baja de la espalda o en cuello por sobrecargas durante el entrenamiento. La posición estática de la bicicleta o el impacto del suelo durante la carrera a pie pueden ser los desencadenantes.
  • Traumatismos directos: fracturas o luxación de clavícula, codo y muñeca provocadas por impactos directos debido a caídas en bicicleta.

¿Qué factores de riesgo debo tener en cuenta si práctico triatlón?

La posibilidad de que una lesión aparezca aumenta cuando la carga de entrenamiento excede la capacidad de adaptación que tienen los tejidos. La mayoría de las lesiones de triatlón ocurren durante los intensos entrenamientos, ya que se pasa más tiempo entrenando que compitiendo. De una manera u otra, tanto los deportistas de alto rendimiento como los amateurs deben tener en cuenta los factores de riesgo de las lesiones y aplicar estrategias de prevención.
Existen dos tipos de factores de riesgo: intrínsecos y extrínsecos.

  • Los factores intrínsecos están relacionados directamente con la condición física del deportista como, por ejemplo, la fuerza, flexibilidad, edad, constitución corporal, morfología, etc.
    • Lesiones anteriores.
    • Edad.
    • Sexo.
    • Constitución corporal.
    • Estado de salud.
    • Aspectos anatómicos (alineaciones articulares, laxitud ligamentosa, acortamiento muscular).
    • Condición física (fuerza, flexibilidad, coordinación, resistencia, equilibrio…)
    • Estado psicológico.
  • Los factores extrínsecos son a los que está expuesto el propio cuerpo como, por ejemplo, las zapatillas que se utilizan o el terreno dónde se realiza la actividad.
    • Gestos de repetición.
    • Acciones de riesgo: saltos, sprints…
    • Cargas aplicadas.
    • Duración del ejercicio.
    • Relación carga/recuperación.
    • Material y superficie de entrenamiento.
    • Calentamiento.
    • Ambientales (frío, calor, humedad…)

Una vez conocidas las lesiones y sus factores de riesgo ¿Qué podemos hacer para prevenirlas o tratarlas en el caso que ya hayan ocurrido?

Medidas para prevenir lesiones de triatlón

  • Calentamiento adecuado: debe ser previo a la actividad, proporciona un aumento de temperatura muscular, articular y de la frecuencia cardiaca activando todo el metabolismo y preparando así al cuerpo a la actividad de mayor intensidad que se va a realizar.
  • Vuelta a la calma: es la transición de la actividad al reposo, esta debe ser progresiva reduciendo gradualmente la intensidad del ejercicio para evitar lesiones y facilitar la recuperación post-esfuerzo. Por ejemplo, durante la carrera a pie, pasar al trote y acabar andando un par de minutos.
  • Estiramientos estáticos: elongación de la musculatura después del ejercicio ya que ha estado expuesto a una contracción continuada (acortamiento) durante el ejercicio. Además, ayuda al músculo a drenar los desechos del metabolismo de la contracción (ácido láctico) garantizando una buena recuperación después del ejercicio.
  • Acudir al fisioterapeuta: masajes de descarga, liberación miofascial, aplicación de electroterapia para acelerar la regeneración y la recuperación de los tejidos, estiramientos asistidos, pautas posturales, liberación del diafragma para optimizar la respiración durante el ejercicio… Son algunas de las muchas técnicas que el fisioterapeuta puede aplicar para ayudarte a la recuperación del desgaste físico después de entrenamientos intensos o una competición.

Tratamiento de la lesión

mujer tumbada con una bolsa de hielo en la espalda¿Cómo debo actuar cuando sufro una lesión y quiero volver a iniciar la práctica deportiva lo antes posible? Sin lugar a dudas, si ya has sufrido la lesión durante un triatlón, debes acudir a un profesional sanitario, en este caso, un médico especializado en medicina deportiva o un fisioterapeuta. Es recomendable que, ante cualquier sospecha de haber sufrido una lesión grave, como una fractura ósea o rotura de ligamentos, se acuda al médico en primera instancia. Será el doctor quien podrá realizar una prueba diagnóstica y descartar la existencia de una lesión que pueda requerir un tratamiento más complejo, como una cirugía, por ejemplo.
Una vez descartada dicha posibilidad y teniendo un diagnóstico, el siguiente paso será acudir al fisioterapeuta para optimizar el tiempo de recuperación de la lesión. Se utilizarán medios físicos como la electroterapia, diatermia, vendajes neuromusculares y terapia manual entre otras muchas técnicas para acelerar la regeneración del tejido dañado. Además, se aplicarán pautas de ejercicios de carácter terapéutico donde se trabajará la movilidad, la activación muscular y la propiocepción. Todo en su conjunto, para preparar la extremidad afecta para la ultima fase de la rehabilitación, la readaptación deportiva, que se basará en el inicio progresivo de la actividad hasta que el deportista está totalmente rehabilitado y pueda retomar por cuenta propia el mismo ejercicio que realizaba antes de sufrir la lesión.

Recomendación

Como deportista, debes tener en cuenta que no es correcto esperar a tener una lesión para acudir al fisioterapeuta. Igual que un coche de carreras, hay que pasar por el mecánico de vez en cuando para mantener las estructuras de nuestro cuerpo en condiciones óptimas y reducir así el riesgo de sufrir una lesión. En definitiva, si prácticas triatlón o un deporte con un alto riesgo de lesiones, asegúrate de tener un fisioterapeuta cerca.

Lo que debes saber…

    • La mayoría de las lesiones ocurren durante los intensos entrenamientos, ya que se pasa más tiempo entrenando que compitiendo.
    • Los mecanismos lesivos más abundantes registrados en el mundo del triatlón son traumatismos directos por caídas en bicicleta y tendinopatías por sobreuso.
    • Como deportista, debes tener en cuenta que no es correcto esperar a tener una lesión para acudir al fisioterapeuta.

Yasmina Santiago
Fisioterapeuta colaboradora de Advance Medical

2019-03-22T10:31:06+02:0019 febrero, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.