Enfermedad de Chagas

///Enfermedad de Chagas

Enfermedad de Chagas

La enfermedad de Chagas es una enfermedad parasitaria tropical propia del continente americano que está causada por un protozoo llamado Trypanosoma cruzi, un parásito emparentado con otros como los que causan la enfermedad del sueño en África (tripanosomiasis africana) o […]

La enfermedad de Chagas es una enfermedad parasitaria tropical propia del continente americano que está causada por un protozoo llamado Trypanosoma cruzi, un parásito emparentado con otros como los que causan la enfermedad del sueño en África (tripanosomiasis africana) o la leishmaniosis.

 

LO QUE DEBES SABER…

Su nombre

La enfermedad que causa este protozoo se denomina tripanosomiasis americana o bien enfermedad de Chagas en honor del médico brasileño Carlos Ribeiro Justiniano Chagas, que la describió en el año 1909.

 

Se trata de una enfermedad que es endémica en gran parte de Suramérica pero que también se ha extendido a Centroamérica y América del Norte, así como al continente europeo debido a los flujos migratorios de las personas de estas zonas.

¿Cómo se produce?

Enfermedad ChagasLa enfermedad de Chagas está causada por un protozoo, el Trypanosoma cruzi, que es transmitido al hombre por la picadura de varios tipos de insectos que se alimentan de sangre. El principal vector transmisor del Trypanosoma cruzi es una especie de chinche que habita en América del Sur y se denomina vichunca.

 

El reservorio natural de este protozoo son animales marsupiales, roedores, primates y murciélagos. Al ser picados los insectos absorben el protozoo con la sangre y pueden inocularlo al hombre al picarle a su vez.

 

El ciclo del Trypanosoma cruzi se divide en dos fases, la que lleva a cabo dentro del insecto y la que ocurre dentro del hombre, que es cuando se manifiesta la enfermedad de Chagas.

 

Cuando el insecto adquiere sangre contaminada con Trypanosoma cruzi al picar a un animal o una persona contagiada, el protozoo se multiplica dentro del estómago del insecto y pasa a los intestinos, donde madura y se hace infectivo. Al picar el insecto al hombre contamina con sus heces llenas de estos protozoos la herida de la picadura que le causa y los Trypanosoma cruzi entran al cuerpo del ser humano. Se introducen en las células de la zona de la picadura y allí se van multiplicando hasta hacer que las células que los contienen se rompan, accediendo así a otras células y también al torrente sanguíneo, de manera que se diseminan a otras partes del cuerpo, especialmente células musculares, corazón, hígado, bazo e intestinos. Al circular por la sangre, si un insecto pica a esta persona infectada, puede absorber estos protozoos y vuelve a iniciarse el ciclo.

 

Otras formas de transmisión menos frecuentes son el contacto con alimentos que contengan el parásito, mordeduras o heridas causadas por animales contaminados con el Trypanosoma cruzi, transfusiones de sangre infectada o bien lo que se conoce como transmisión vertical, de la madre infectada al feto.

 

DATOS INTERESANTES

 
La organización mundial de la salud (OMS) clasifica la enfermedad de Chagas como una de las 13 enfermedades más desatendidas del mundo y es una enfermedad relacionada con la pobreza. Se calcula que en todo el mundo existen unos 10 millones de personas infectadas por el Trypanosoma cruzi, mientras que unos 25 millones de personas están en riesgo de contraerla. En el 2008 fue la causante de la muerte de unas 10.000 personas según estimaciones de la OMS.
 

Síntomas

La enfermedad de Chagas tiene una evolución en diversas fases, una aguda y una crónica.

 

En la fase aguda, tras la picadura, se produce una lesión en la zona de la inoculación, un abultamiento cutáneo que se denomina chagoma. Con frecuencia la picadura se produce en la conjuntiva, por lo que suele aparecer conjuntivitis, edema alrededor de los ojos e inflamación de los ganglios de esa región, unos síntomas que se conocen como el signo de Romaña. Esta fase suele durar unos dos meses.

 

A partir de ahí pueden haber síntomas secundarios a la proliferación de los parásitos en los diferentes tejidos del cuerpo, siendo habitual presentar:

     

  • Fiebre
  • Cansancio y falta de apetito
  • Aumento del tamaño hepático (hepatomegalia) y del bazo (esplenomegalia)
  • Inflamación ganglionar
  • Miocarditis

En casos graves de la enfermedad puede darse una meningoencefalitis que suele tener mal pronóstico.

 

En un 30-40% de los casos que no han recibido tratamiento durante la fase aguda la enfermedad se hace crónica. Pueden pasar años y décadas sin que se manifiesten nuevos síntomas, pero luego se ve que estos pacientes sufren una miocardiopatía por presentar afectación de las paredes cardíacas por el Trypanosoma cruzi, cosa que a la larga conlleva una insuficiencia cardíaca, que cuando se establece suele causar la muerte en pocos años.

 

Asimismo, aproximadamente un 10% de estos pacientes sufren alteraciones del aparato digestivo, en general dilataciones del esófago o del colon, lo cual altera la absorción de los alimentos, produce reflujo, dolor abdominal y mayor riesgo de perforación intestinal.

 

Algunos de estos pacientes sufren también afectación del sistema nervioso central, lo cual puede conducir a un estado de demencia progresiva e irreversible.

Diagnóstico

Enfermedad Chagas

El diagnóstico de la enfermedad de Chagas se ha de sospechar en personas que hayan estado en zonas donde la enfermedad es endémica y que hayan sido picados por un insecto. Se debe interrogar al paciente sobre antecedentes de estas picaduras, la existencia del chagoma inicial y los síntomas de la fase aguda antes descritos.

 

El mejor método de detección de la forma aguda es buscando los parásitos en una muestra de sangre fresca.

 

Es conveniente realizar un electrocardiograma, una radiografía de tórax y un ecocardiograma para valorar la posible afectación cardíaca, así como una ecografía abdominal para valorar el hígado y el bazo.

 

En la forma crónica se pueden detectar en sangre anticuerpos tipo IgG contra el parásito, cosa que no es posible en la forma aguda de la enfermedad.

Tratamiento

El tratamiento de la forma aguda se basa en el uso de dos fármacos, el nifurtimox y el benzinidazol. Con estos tratamientos se consigue una curación de aproximadamente el 70% de los casos y se evita que la enfermedad se vuelva crónica en más del 90% de los pacientes.

 

Estos dos fármacos, sin embargo, son efectivos en menos de la mitad de los pacientes en su forma crónica. Evidentemente será necesario aplicar los tratamientos médicos y quirúrgicos precisos para tratar la insuficiencia cardíaca y las posibles alteraciones digestivas y neurológicas de la forma crónica de la enfermedad de Chagas.

 

Se están realizando ensayos con un nuevo fármaco que parece ser capaz de matar al Trypanosoma cruzi. Se trata del posaconazol, que es un fármaco antifúngico de uso hospitalario, pero cuyo uso para el tratamiento de la enfermedad de Chagas está todavía en fase de estudio.

Medidas preventivas

La enfermedad de Chagas carece de una vacuna preventiva. La mejor manera para protegerse de su contagio es evitar las picaduras de los insectos que pueden transmitirla si se ha de visitar regiones donde es endémica. Al viajar a estas zonas conviene usar siempre manga larga y pantalones largos, cubrir los pies y la cabeza, utilizar gafas de sol y rociarse con repelentes de insectos. Asimismo es importante tener cuidado con los animales salvajes, los alimentos, el agua y posibles contactos con sangre contaminada (tatuajes o heridas). En caso de sospecha de haberse contagiado de la enfermedad es importante acercarse cuanto antes a un centro hospitalario.

 
 
Dr. David Cañadas Bustos

Especialista en Medicina General

Médico consultor de Advance Medical

 

Leer más
Enfermedad de Chagas
5 ( 1 voto )
2018-06-10T20:00:30+00:0030 julio, 2016|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE TECH S.A., como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

Enfermedad de Chagas
5 ( 1 voto )
Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar