Mil maneras de comer huevo

///Mil maneras de comer huevo

Mil maneras de comer huevo

Los huevos son un alimento muy interesante. A nivel nutritivo se considera que la proteína del huevo es muy completa y de alto valor biológico. también es un gran producto por sus propiedades dentro de la tecnología alimentaria, tiene capacidad emulsionante, adhesiva, coagulante, espumante, etc.

Existen muchos alimentos que podemos tomar de distintas maneras: fríos, calientes, en platos salados, en postres dulces, como alimento principal, como acompañamiento… pero de todos ellos, si tuviéramos que destacar uno por su versatilidad sería, sin duda, el huevo.

El huevo es un alimento muy completo a nivel nutricional, tanto es así que la FAO la considera como la proteína de referencia. También destaca por sus propiedades como emulsionante y coagulante que lo convierten en un interesantísimo ingrediente para la industria alimentaria. A nivel doméstico, lo podemos utilizar de múltiples maneras, aunque no se recomienda tomar crudo.

¡Repasemos cuántas maneras diferentes tenemos de disfrutar del huevo!

11 Maneras de cocinar un huevo

Tortilla
La tortilla es la elaboración por excelencia cuando se trata de cocinar huevos, al menos en España. Su elaboración consiste en batir los huevos que van a formar parte de la tortilla para echarlos a posteriori sobre una sartén y dejarlos que cuajen y adquieran la textura adecuada. Como sabemos, además de la popular tortilla a la francesa, a la que clásicamente no se le añade nada, podemos preparar tortillas de diferentes ingredientes como verduras, patatas, setas, queso, virutas de jamón, etc. A nivel nutricional la preparación de tortillas de vegetales resulta muy interesante, especialmente si sirve para que niños u otras personas encuentren más apetecibles las verduras presentadas de esta forma.

Revuelto
Los huevos revueltos se cocinan sin cáscara echándolos a la sartén procurando que no se rompa la yema, primero esperamos que cuaje la clara y en ese momento empezamos a remover las yemas dejando cocer todo el conjunto hasta lograr el punto deseado. Los revueltos, al igual que las tortillas se pueden elaborar utilizando multitud de alimentos como revueltos de espárragos, de ajos tiernos, de setas, de alcachofa, etc.

Huevo cocido o huevo duro
Un huevo cocido o huevo duro lo cocinamos en su propia cáscara, hirviéndolo al menos durante unos 10-12 minutos si queremos lograr un huevo duro, es decir, completamente cocido, tanto clara como yema.

Huevo mollet
Los huevos mollet también se cocinan en su propia cáscara hirviéndolos aproximadamente la mitad de tiempo que huevo cocido, es decir, unos 5 a 7 minutos. De este modo vamos a lograr que al abrirlos la clara esté cuajada y la yema líquida.

Huevo poché o escalfado
El huevo poché se cocina en agua hirviendo pero fuera de su cáscara, para ello se utilizan diferentes técnicas, pero es habitual el uso de films de cocina. La cocción es aún más breve que en huevo mollet, pues apenas en unos 3 minutos ya se considera que está en el estado óptimo de poché.

cocinar huevo frito

Pasado por agua
El huevo pasado por agua tiene un nivel de cocción similar al huevo poché, pues está listo en unos tres minutos, pero en este caso la cocción se realiza dentro de la cáscara del huevo. Con este tipo de cocción obtenemos la yema líquida y la clara cuajada ligeramente.

Huevo frito
Para hacer un huevo frito se debe echar sobre una sartén que debe contener abundante aceite muy caliente y se fríe hasta que la clara quede blanca pero la yema mantenga su fluidez, siempre procurando que no se rompa, pues al moverla se comportará “temblando” como un flan.

Huevos al plato o en cocotte o al horno
En este tipo de preparaciones los huevos se añaden a elaboraciones ya cocinadas y se acaban de cocinar durante unos 5-10 minutos procurando que no se rompa la yema y logrando que la clara coagule y la yema quede aún jugosa.

Huevo crudo
Realmente no se recomienda el consumo de huevo crudo, por los riesgos que comporta a nivel microbiológico, por la posible presencia de microorganismos, especialmente la conocida Salmonella, pero también porque la clara de huevo cruda contiene una sustancia antinutritiva. Se trata de la glucoproteína avidina que impide la absorción de la biotina (Vitamina B7) en el intestino, por ello es preferible que la clara de huevo se consuma perfectamente cocida, puesto que la avidina se desnaturaliza por la cocción y pierde función antinutriente.

Salsas
Un ingrediente habitual en la elaboración de salsas es el huevo. El huevo posee propiedades muy interesantes desde el punto de vista de la tecnología alimentaria, y una de estas propiedades es la capacidad emulsionante que precisamente nos interesa a la hora de hacer salsas. El huevo tiene la capacidad de “ligar” la mayonesa o el alioli, que son salsas a base de huevo y logran la mezcla y fusión perfecta en emulsión de los diferentes ingredientes gracias al huevo.

Repostería
En repostería nos interesa la emulsión, pero también la capacidad de cuajar y de conferir adherencia. Este es el motivo por el que muchísimas recetas de repostería contienen huevo: bases de bizcocho, mousses… Y ya no digamos la magia de las claras a punto de nieve que facilitan una textura más esponjosa en gran cantidad de elaboraciones. Esto se debe a las propiedades tensoactivas de algunas proteínas de la clara.

Mercè Gonzalo
Licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos
Diplomada en Nutrición Humana y Dietética
Nutricionista consultora de Advance Medical

Mil maneras de comer huevo
5 ( 1 voto )
2019-04-05T14:42:45+02:0010 marzo, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

Mil maneras de comer huevo
5 ( 1 voto )
Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar