Salud Familiar | Mayores | Gerontología |

Atención integral

Publicado por

La base de la geriatría en la atención a las personas mayores es el concepto de interdisciplinariedad, que es el trabajo conjunto y correlacionado de diferentes profesionales (médicos, enfermeras, fisioterapeutas, asistentes sociales, terapeutas ocupacionales, psicólogos, nutricionistas, etc.). Esto permite la realización de la valoración geriátrica integral (VGI), verdadera herramienta básica, imprescindible para la atención geriátrica.

 

Salud Mayores. Geriatría y gerontología. Atención integralLa valoración geriátrica integral es el análisis en todos los ámbitos de las personas mayores, a fin de obtener un “retrato robot” de la situación del anciano y de sus necesidades, ya que, como dijo William Osler “es más importante saber qué tipo de paciente tiene una enfermedad que qué clase de enfermedad tiene un paciente”.

 

Esto permite establecer un plan de actuación para mejorar el estado general del paciente. Se define como un proceso diagnostico multidimensional e interdisciplinario diseñado para identificar y cuantificar los problemas físicos, funcionales, psíquicos y sociales que pueda presentar el anciano, con el objeto de desarrollar un plan de tratamiento y seguimiento de dichos problemas, así como la óptima utilización de recursos para afrontarlos.

 

En esta valoración se analizan los siguientes puntos:

 

  • Problemas clínicos que se haya podido tener, prestando especial atención a la nutrición, estado de los órganos de los sentidos, equilibrio y movilización, presencia de los llamados síndromes geriátricos (úlceras por presión, caídas de repetición, incontinencia urinaria o fecal, etc.), salud bucodental y fármacos actuales y antiguos.
  • Valoración cognitiva y mental, es decir, estudiar los problemas de memoria, conducta y afectivos.
  • Valoración funcional, prestando especial atención al nivel de dependencia en las actividades básicas y funcionales de la vida diaria, lo que dará el nivel de funcionalidad o dependencia.

Con los resultados obtenidos en este proceso, se consensua un plan de actuación entre todos los miembros del equipo de geriatría, con el paciente y su entorno sociofamiliar y se aprovecha de la mejor manera los recursos que el sistema sanitario pone a su alcance.

 

Este proceso debe repetirse en el tiempo para detectar cambios en el estado de la persona mayor e identificar nuevos problemas y necesidades, comprobando también la efectividad de las actuaciones llevadas a cabo. De esta manera se establecen nuevos planes de acción que responden a las situaciones cambiantes de este tipo de pacientes, es especial los frágiles y aquéllos con un estado general lábil.

 

Con todo esto es sencillo apreciar que el concepto de la integración en la geriatría no sólo depende de la actuación de los diferentes profesionales, que comparten su visión de los aspectos en los que son especialistas, sino que dicha integración es también esencial dado que ofrece una panorámica completa e interrelacionada de los múltiples planos y áreas que conforman las personas mayores.

 

 

Dra. Montse Queralt

Especialista en Medicina de Familia y Geriatría

Médico Consultor de Advance Medical

 

Comparte el artículo:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+TuentiMeneameEmail

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre