5 Min de lectura | Seguir una alimentación saludable y equilibrada, así como una correcta hidratación, puede ayudar a prevenir la cistitis o infección de orina. En el caso de haber desencadenado la cistitis, será importante saber que alimentos deben evitarse, ya que aumentan la sintomatología.

La cistitis es la inflamación aguda de la vejiga urinaria que se produce generalmente por gérmenes de la flora intestinal. Principalmente es producida por la bacteria E. Coli (80% de los casos) que alcanza la vejiga por vía ascendente desde el meato urinario y por ello es más habitual en mujeres.

¿Cuáles son los síntomas de cistitis?

  • Dolor al orinar
  • Escozor
  • Orinar muy frecuentemente (polaquiuria)
  • Dolor suprapúbico
  • Urgencia y/o incontinencia urinaria
  • Cambio en el color y olor de la orina (muy característicos)
  • Hematuria o sangre en orina en algunas ocasiones

¿Cuáles son las causas de la cistitis?

Existen diferentes causas que predisponen a la infección:

  • Causas que no se pueden evitar: la propia anatomía femenina, micción anormal, menopausia
  • Causas que se pueden evitar: el tipo de alimentación, una adecuada higiene de los genitales, control de estrés, las altas temperaturas y el ambiente húmedo son dos condiciones que propician el desarrollo de infecciones de orina.

Por eso en verano es más habitual que se produzcan cistitis, por ejemplo, al llevar el bañador húmedo durante mucho tiempo. Así mismo, seguir una buena alimentación puede ayudar a prevenir la cistitis.

Prevenir la cistitis con una buena alimentación

Una alimentación inadecuada puede ser una de las causas que desencadenen la cistitis. Es por ello que será importante seguir una alimentación equilibrada y saludable para que el sistema inmune funcione de la mejor manera posible

La alimentación debe ser rica en antioxidantes y nutrientes que participan en el proceso inmunológico como vitamina C, vitamina D, folatos, selenio, hierro, zinc, cobre… Pero, no se trata sólo de qué alimentos debes tomar, sino también, de cuáles debes evitar.

Cistitis

Alimentos recomendados para evitar la cistitis

En primer lugar, hay que tener en cuenta que una adecuada hidratación es indispensable para prevenir infecciones en las vías urinarias. Si mantienes el conducto urinario en continuo funcionamiento, tendrás menos probabilidad de que las bacterias sean capaces de ascender a la vejiga.  Pese a que las últimas recomendaciones indican beber según la sensación de sed, es recomendable beber al menos 1,5 litros de agua al día.

Por otro lado, existen una serie de alimentos que pueden ayudar a prevenir la infección de orina:

  • Arándanos rojo: la ingesta habitual de arándanos ayuda a prevenir las infecciones de orina; los estudios clínicos aceptan que el ácido hipúrico y la proantocianidina que contienen reducen la capacidad de la bacteria E. Coli para adherirse al epitelio de la vejiga. Sin embargo, no se considera en sí mismo un tratamiento de la cistitis.
  • Frutas: consumir 3 piezas de fruta al día, una de ellas en debe ser rica en vitamina C (naranja, mandarina, kiwi, fresas…).
  • Hortalizas y verduras: consumir 2 raciones al día, una de ellas en debe ser cruda, en forma de ensalada para mantener todas las vitaminas y antioxidantes.
  • Cereales y tubérculos: consumir diariamente, preferentemente integrales ya que contienen más vitaminas y minerales.
  • Legumbres: consumir 2 o 3 veces a la semana por su gran aporte en antioxidantes, fibra, vitaminas y minerales.
  • Lácteos: se pueden consumir 2 o 3 raciones al día (si existe buena tolerancia). Los productos fermentados como el yogur, el queso o el kéfir ayudan a reforzar el sistema inmune.
  • Pescado: consumir pescado 3 o 4 veces a la semana por su aporte en grasas antiinflamatorias Omega3.
  • Huevo: consumir 3 o 4 huevos a la semana. Los huevos proporcionan proteínas de alta calidad.
  • Carnes: se aconseja un consumo moderado de carnes, potenciando el uso de aves, conejo… En el caso de la carne roja es suficiente 1 día a la semana.
  • Frutos secos: se aconseja un consumo de 4 a 7 raciones a la semana. Un puñado de almendras, avellanas… naturales o tostadas.
  • Aceite de oliva virgen extra: consumir de 4 a 6 cucharadas soperas al día. Su alto contenido en ácidos grasos monoinsaturados (ácido oleico) y poliinsaturados (ácido linoleico) le otorgan propiedades antioxidantes.
  • Alimentos de temporada: al ser recogidos en el momento óptimo de maduración su contenido en nutrientes es mayor y con ello aportan mayor protección.

Alimentos que no debes comer si tienes cistitis

Son varios los estudios realizados en la última década para saber qué alimentos empeoran los síntomas de la cistitis. Por ello, si se padece la infección, es preferible evitar aquellos alimentos que irritan la vejiga:

  • Bebidas alcohólicas
  • Bebidas con gas
  • Bebidas que contienen edulcorantes o azúcar
  • Café y otras bebidas con cafeína, como el té
  • Zumos y bebidas cítricas
  • Alimentos picantes y ácidos
  • Vinagre
  • Glutamato monosódico (MSG)
  • Alimentos procesados ricos en grasas y azúcares (pizza, hamburguesas, snacks, chucherías, refrescos, salsas grasas, chocolate…)
  • Tomate y sus derivados, cebolla, pimientos picantes y rábanos picantes.
  • Frutas cítricas como el pomelo, naranja, piña, limón, plátano y cualquier zumo de estas
  • Nueces

Si a pesar de eliminar todos estos alimentos que empeoran los síntomas, continúas con molestias, entonces hay que identificar cuál es el alimento desencadenante. Para ello, se recomienda que el paciente apunte a diario los alimentos que ha comido, la cantidad, el momento del día y los síntomas o molestias padecidos y lo consulte con su médico.

CALCULA TU PRECIO

Lo que debes saber…

  • La alimentación debe ser rica en antioxidantes y nutrientes que participan en el proceso inmunológico como vitamina C, vitamina D, folatos, selenio, hierro, zinc, cobre… para un buen sistema inmunológico y un buen estado de salud, y esto incluye las infecciones uriunarias.
  • No debemos olvidar que algunos alimentos predisponen a las infecciones, porque empeoran el sistema inmune, como alimentos ultraprocesados ricos en azúcares y grasas: snacks, bollería, bebidas azucaradas, embutidos, comida precocinada…; consumir alcohol y fumar. También empora el sistema inmunológico no dormir suficiente (entre 7-8h diarias) y de manera descansada, y ser sedentario.
  • La ingesta continuada de arándano se acepta como un preventivo, pero no como tratamiento, de las infecciones del tracto urinario, principalmente en mujeres y pacientes con cateterismos continuos, ya que las sustancias que contienen reducen la capacidad de la E. Coli para adherirse al epitelio de la vejiga.

 

 

Mónica Carreira

Diplomada en Nutrición Humana y Dietética

Master en Nutrición pediátrica y Nutrición deportiva

Nutricionista consultora de Teladoc Health