La dieta vegetariana para los niños

////La dieta vegetariana para los niños

La dieta vegetariana para los niños

Una dieta vegetariana para niños, sea del tipo que sea, siempre que esté bien planificada y suplementada con vitamina B12, puede ser una dieta tan adecuada como una dieta omnívora equilibrada.

Cuando una familia explica que todos ellos son vegetarianos, incluidos los niños, suele topar con un sinfín de problemas y, en ocasiones, reproches e incluso cierto desprecio por parte del entorno. Y es que aún se cree que es una dieta perjudicial para su crecimiento y que les puede ocasionar problemas de salud.

¿Es adecuada la dieta vegetariana para niños?

Pero una dieta vegetariana, sea del tipo que sea (lacto-ovo-vegetariana, vegana…) siempre que esté bien planificada y suplementada con vitamina B12, con la supervisión de un especialista en nutrición, puede ser una dieta tan adecuada como una dieta omnívora equilibrada. Así lo afirma la Academia Americana de Nutrición y Dietética (AAND) que, en 2016, indicó que “las dietas vegetarianas (dietas lacto-ovo-vegetarianas y veganas) son saludables, ayudan a prevenir y a tratar de forma no farmacológica las enfermedades crónicas más comunes, y además son sostenibles con el medio ambiente.

Estas dietas resultan adecuadas no sólo para todas las etapas del ciclo vital (embarazo, lactancia, edad pediátrica, etc.) sino que también son eficaces en la reducción de riesgos de cardiopatía, hipertensión, diabetes mellitus tipo 2, obesidad y algunos tipos de cáncer”. Por su parte, la American Dietetic Association (ADA) comenta que “los individuos vegetarianos desde el nacimiento presentan de adultos una estatura, un peso y un IMC similares a los de aquellos que se hicieron vegetarianos en etapas posteriores de su vida, lo cual sugiere que, durante la infancia y la niñez, las dietas vegetarianas bien planificadas no afectan a la estatura o al peso finales del adulto”.

diferentes niños con verduras en las manos

Nutrientes de la dieta vegetariana

Proteínas

La mayoría de niños que siguen una dieta omnívora consumen un exceso de proteínas. En cambio, no ocurre así en niños vegetarianos, que alcanzan las cantidades de proteína adecuada si se sigue una dieta vegetariana variada. Se tiende a creer que no tomarán proteínas suficientes cuando en nuestra sociedad no es en absoluto un problema, al revés.

Debe tenerse en cuenta que a las legumbres les falta un tipo de aminoácido (metionina) que podemos conseguir de los cereales y, por el contrario, las legumbres tienen mucha menos cantidad de lisina y treonina, que sí podemos obtener de los cereales, por lo que se consigue una proteína completa al combinar ambos alimentos, sea en la misma comida o a lo largo del día. Un consejo: dejarlas germinar, en remojo o cocerlas mejora su absorción.

Hierro

Existen dos tipos de hierro: el hierro contenido en los alimentos de origen animal (carne, hígado, pescado azul) llamado hierro hemo, que se absorbe mejor que el hierro no hemo aportado por los vegetales (cereales integrales, legumbres, verduras y hortalizas), aunque también lo tienen algunos alimentos de origen animal como la leche y el huevo, cuya absorción es menor dependiendo del resto de la alimentación y de factores individuales de absorción.

Pero los estudios nos muestran que la cantidad de hierro no hemo absorbible se adapta a las necesidades individuales de cada momento. Las personas que tienen menores depósitos de hierro tienden a absorber mayor hierro a nivel intestinal y realizar una menor excreción.

También se aconseja tomar medidas que mejoran su absorción, como combinar los alimentos ricos en hierro no hemo con alimentos ricos en vitamina C, como naranja, mandarina, kiwi, fresa…

Aun así, será uno de los valores a tener en cuenta y que deben controlarse periódicamente.

Calcio

Los lácteos no son imprescindibles en la alimentación, siempre que se siga una dieta equilibrada y saludable donde se consigan alcanzar los valores de calcio, a través de otros alimentos. Existen alimentos de origen vegetal que son una buena fuente de calcio. Además de los alimentos en sí, debemos tener en cuenta su biodisponibilidad, es decir, la facilidad de absorción. Los alimentos vegetales ricos en calcio, como algunas verduras (brócoli, col, col rizada, berza…), algunas legumbres (soja, judía blanca y negra) o los frutos secos (sobre todo las almendras) son ricos en fitatos, los cuales reducen la absorción de calcio, por lo que aun teniendo grandes cantidades de este mineral, su absorción puede ser baja.

Para que esto no ocurra deben seguirse técnicas de preparación o cocción que desactiven el ácido fítico y así mejore su biodisponibilidad. Una larga cocción de los cereales o el remojo de varias horas de las legumbres favorecen su desactivación. En el caso de obtener el calcio de las semillas, como por ejemplo, el sésamo, no deben tomarse enteras sino machacarse en un mortero o con un molinillo de café para poder absorber adecuadamente el calcio de su interior. El consumo de verduras ricas en calcio debe separarse de otros alimentos ricos en oxalatos (germen de trigo, frutos secos…).

Cabe destacar que si los valores de vitamina D no son adecuados, la absorción de calcio no será correcta.

Según la Sociedad Española de Investigación Ósea y metabolismo Mineral (SEIOMM), el 30% de los jóvenes españoles no alcanza los niveles óptimos de vitamina D, por lo que es muy importante la exposición solar de al menos 15 minutos diarios, ya que la vitamina D se activa así. Es posible que se tenga que suplementar, pues la mayoría de alimentos ricos en vitamina D son de origen animal.

CONCLUSIÓN

Para conseguir una dieta completa y equilibrada debemos potenciar la variedad de alimentos: hortalizas, verduras, frutas, cereales, legumbres, frutos secos, semillas, aceite de oliva virgen extra…

    • y evitar los alimentos superfluos como bollería, galletas, zumos, chucherías…También se aconseja tomar sal yodada, intentar que en todas las comidas esté presente la proteína, y siempre suplementar la vitamina B12.

En cuanto al resto de vitaminas y minerales, será necesario o no suplementarlos estudiando el caso de manera individual por lo que os aconsejamos visitar a un nutricionista especializado.

Lo que debes saber…

  • La mayoría de niños que siguen una dieta omnívora consumen un exceso de proteínas. Por el contrario, no ocurre así en niños vegetarianos, que alcanzan las cantidades de proteína adecuada con una dieta vegetariana variada.
  • Para mejoran la absorción de hierro debemos procurar que combinen alimentos ricos en hierro no hemo con alimentos ricos en vitamina C, como naranja, mandarina, kiwi, fresa…
  • Los lácteos no son imprescindibles en la dieta, siempre que se siga una dieta equilibrada y saludable donde se consigan alcanzar los valores de calcio, a través de otros alimentos.

 

Mónica Carreira
Diplomada en Nutrición Humana y Dietética
Master en Nutrición pediátrica

Nutricionista consultora de Advance Medical

2019-09-06T10:20:10+02:0026 abril, 2018|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.